La cara oculta pone a prueba la fidelidad del amor en los cines

Se rodó en la finca "La Mosquera", una mansión a unos 40 kilómetros de Bogotá. Allí se produce la tormentosa acción entre Adrián (Quim Gutiérrez), Belén (Clara Lago) y Fabiana (Martina García). Adrián y Belén son una pareja de jóvenes enamorados con éxito que se instalan en Colombia. Todo es felicidad hasta que un día Belén decide marcharse dejando tan solo un enigmático mensaje. La misteriosa desaparición desconcierta a Adrián que, sin embargo, no tarda en pasar página. Lo que él no puede siquiera imaginar es que Belén será testigo de la nueva relación.

La película está dirigida por el colombiano Andi Baiz. Es su segundo largometraje tras "Satanás (perfil de un asesino)" del año 2007 con la que consiguió la nominación a mejor película de habla no inglesa en los premios óscar de aquella edición. Es un thriller erótico en el que dos mujeres se disputan el amor de un hombre que permanece ajeno a la pelea. La clave está en un viejo búnker de la finca en el que un antiguo nazi buscó refugio, y desde el que Belén decide someter a Adrián a una dolorosa prueba, sin adivinar las consecuencias de su decisión.

"La Cara Oculta" se estrenará este viernes. Clara Lago tuvo que someterse a una cura de adelgazamiento para interpretar a la mujer atrapada en el búnker. El director, Andi Baiz, ha trasladado a Colombia una historia que originalmente estaba concebida para España. Baiz asegura que su película tiene tintes de Hitchcock y Polanski.