El británico Raoul Martínez cuestiona el sistema en 'Crear libertad'

Raoul Martínez
Raoul Martínez |Telemadrid

Los límites de la libertad y la influencia del sistema en ellos son las pautas con las que comienza Crear libertad, un ensayo en el que Raoul Martínez analiza la situación de la democracia y aborda "mitos sociales" como el libre albedrío económico, la independencia mediática y el poder de elección.

"La locura de esta sociedad es que hay más personas dispuestas a aceptar el fin del mundo que a cuestionar el capitalismo", declara Martínez en esta entrevista con Efe antes de presentar el que es su primer libro, publicado en castellano por Editorial Paidós, en el que reflexiona sobre el poder, el control y la lucha por el futuro.

Martínez (Londres, 1983) entrevista a intelectuales como Noam Chomsky, Steven Pinker, Daniel Dennett y Howard Zinnn para un ensayo que él entiende como "más necesario que nunca" por la desigualdad existente "en una democracia en la que la riqueza y el poder se concentra en pocas manos de una forma sin precedentes".

Como ejemplo le valen las elecciones en las que se enfrentan mañana Hillary Clinton y Donald Trump, que muestran que "en Estados Unidos ya no tienen democracia", pues, asevera, se trata de "una oligarquía" en la que el poder pertenece a unas pocas corporaciones.

"LA LIBERTAD SE HA CONVERTIDO EN UNA MÁSCARA SOBRE UN SISTEMA INJUSTO E INSOSTENIBLE"

"Crear libertad", basado en la serie documental de título homónimo del propio autor, se centra en el ideal de libertad como base del sistema político y económico y esencia de la existencia humana y reúne ideas y datos sobre "los mitos sagrados" de la sociedad.

"La libertad -dice- se ha convertido en una máscara sobre un sistema injusto e insostenible" y es preciso afrontar "con honestidad" los fracasos y limitaciones para empezar a construir otras estructuras.

De esa "mascarada" participan los medios de comunicación, ligados al poder financiero, al que el autor señala con ironía: "No podemos imaginar a los medios controlados por un grupo de comunistas, pero sí por un grupo de millonarios". La solución que aporta el autor pasa por "desafiar al capitalismo y al poder corporativo", claves en "las dos grandes crisis de la civilización", como son la desigualdad y el cambio climático.

"El sistema capitalista es irracional, porque se basa en el imperativo del crecimiento", analiza el británico, que expone que la "máscara de la democracia" desaparecerá si se continúa a este ritmo de crecimiento del 3 % anual, que llevaría a que en 150 años la economía tendría que ser 100 veces mayor, algo que "choca con los límites del planeta".

"Los poderes muestran que no se preocupan en la solución sino en mantener el control social y militar para conservar sus privilegios", señala Martínez. Frente a ello, finaliza, habría que "redistribuir los recursos" y "expandir la democracia" en la sociedad, el trabajo, la educación y las grandes instituciones, como "única esperanza" para superar la crisis.