Viladés vuelve a Madrid con un drama social y una comedia desenfrenada

Viladés vuelve a Madrid con un drama social y una comedia desenfrenada
Viladés vuelve a Madrid con un drama social y una comedia desenfrenada

2019 va camino de convertirse en uno de los años más prolíficos del dramaturgo y director de escena Eduardo Viladés. Estrena en la capital a mediados de marzo el drama-denuncia La loca de Juana a cargo de la prestigiosa compañía Medea Teatro, que también está en proceso de montaje de Enmadrados, comedia ácida cuyo estreno se producirá a comienzos del verano.

“No me gusta hacer predicciones, y menos en el mundo del teatro, porque vivo el día a día, pero reconozco que este año me está dando bastantes alegrías. Y lo que queda”, asegura Viladés, quien sigue inmerso en la gira de una de sus producciones más personales, Vidas Invisibles, junto a la actriz valenciana Isabel Carrión.

Vidas es una pieza muy especial para mí. La reacción de la audiencia siempre ha sido maravillosa, gente conmovida que me da las gracias por haber creado algo tan bonito. Además, trabajar con Isabel es una delicia porque ambos hemos creado algo único y especial que el público saborea y percibe”.

Una oda al empoderamiento femenino

En Madrid, La loca de Juana, producida por Medea Teatro, establece un paralelismo entre Juana la Loca y las mujeres del siglo XXI, una pieza que llama al empoderamiento femenino y el fin de la cultura judeocristiana.

Enmadrados, sin embargo, es una comedia desenfrenada. “Si te digo la verdad, me encanta que una obra como Enmadrados cobre vida en Madrid a cargo de Medea. Estoy en continua comunicación con ellos y están haciendo algo potente que hará vibrar Madrid este verano. Irene, la responsable de Medea, es maravillosa. Por otro lado, me encanta la comedia loca, es mi especialidad, aunque parezca lo contrario porque últimamente solo llevaba a cartel dramas intensos, pero quienes me conocen saben que soy un payaso y que estoy totalmente perturbado”.

También está muy contento por el reestreno de In Extremis, previsto a finales de primavera en Barcelona. “Puede que sea el proyecto más interesante de este año porque es una pieza que amo con locura y que escribí en un momento personal muy delicado para mí. El equipo catalán que la produce es soberbio y me muero de ganas de acudir a la ciudad condal para disfrutar de esta obra que habla de la muerte y la pérdida”.

Viladés ha sido elegido como dramaturgo español de referencia 2019 en República Dominicana, “algo que me llena de alegría y que sigo sin creerme del todo”. Su comedia El ingrediente secreto se estrena a finales de mayo en el principal teatro de Santo Domingo, el centro cultural Eduardo Brito. “Cuento con Ramón Santana en la dirección y cuatro de los mejores actores dominicanos en una pieza que no deja títere con cabeza y que es un auténtico despropósito”.

También en el Caribe estrena en abril Follow me!, una de sus comedias más conocidas. “Es una pieza que se ha hecho en muchos sitios, incluso en Miami y Nueva York, y que provoca carcajadas constantes, esperemos que la versión caribeña sea igual o mejor”.

Considerado uno de los dramaturgos españoles de referencia en la actualidad, sus obras son cada vez más internacionales. Su especialidad es la tragicomedia y, según la crítica especializada, consigue como nadie que la audiencia pase del llanto a la carcajada en un abrir y cerrar de ojos. Aparte del estreno en República Dominicana a finales de mayo, La chica del parque continúa triunfando en Estados Unidos. Tras su paso por Nueva York y Connecticut, antes del verano se representará en el Festival internacional de teatro de Lawrence, en Massachussets, y en el consulado de Argentina de Nueva York. “Asimismo, entre agosto y octubre ya hay cerrado un acuerdo con una productora para que la pieza se haga en Lima, y la versión española podría ser una realidad en breve”.

“El día que deje de crear estaré muerto. Estoy trabajando en decenas de cosas, te daría un nublao si las enumerase todas. Quienes me conocen saben que soy un tipo peculiar. Y que conste que no te lo digo para ir de iluminado o gafapasta porque ese rollo me provoca urticaria, simplemente te describo cómo son las cosas” confiesa.

Su arte no conoce fronteras, su sinceridad tampoco. Sus dramas tocan el corazón y sus comedias son frescas y desinhibidas. Con su estilo ha revuelto los cimientos del teatro contemporáneo.