Salvados por la red

En la Segunda Guerra Mundial cientos de pilotos y tripulantes aliados fueron derribados sobre la Europa continental dominada por los nazis. Para salvarles se constituyó toda una red de colaboradores que trató de sacarlos del territorio ocupado. Fue la llamada Red Comète. Una red que pasó por la España de Franco. A reconstruir esta historia con alguno de sus protagonistas se ha dedicado el documental El último paso.

La Red Comète salvó en la Francia ocupada a casi ochocientos aliados, y más de doscientos ochenta de ellos cruzaron al río Bidasoa hasta Gibraltar. Dédée de Jongh, una joven belga que lideró la red, realizó treinta y seis viajes antes de ser detenida. Ochocientos de sus colaboradores fueron detenidos y más de doscientos murieron tras los arrestos y deportaciones.