Recuerdos a García Lorca 82 años después de su fusilamiento

Los versos que Lorca dedicó a La Rambla
Federico García Lorca estaba fascinado por Barcelona, una ciudad que frecuentaba. En diciembre de 1935 dedicó unos versos a la calle más conocida de la Ciudad Condal. |Telemadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado hoy al poeta Federico García Lorca, 82 años después de que fuera fusilado, sin juicio, junto a varias personas más, cerca de Granada.

El jefe del Ejecutivo ha querido recordar en su cuenta de Twitter a uno de los poetas más grandes del siglo XX con una de las frases del dramaturgo: "En la bandera de la Libertad bordé el amor más grande de mi vida", señala Sánchez en el tuit que concluye con las etiquetas #FedericoGarcíaLorca #82AñosDelAsesinato.

Por su parte, el consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos, también ha recordado al genial poeta granadino con otra de las más emblemáticas citas de Federico García Lorca: "tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace, un andaluz tan claro, tan rico de aventura. Yo canto su elegancia con palabras que gimen y recuerdo una brisa triste por los olivos", ha señalado De los Santos.

El poeta de la generación del 27 nació en Fuente Vaqueros (Granada) el 5 de junio de 1898 y murió fusilado en la carretera entre Viznar y Alfacar en la madrugada del 18 de agosto de 1936, víctima inocente de la guerra civil española.

GRANADA TRAZA EL PENÚLTIMO VERSO DE LA TRAGICOMEDIA DE GARCÍA LORCA

Granada conmemora el 82 aniversario del asesinato de García Lorca en un año que ha servido para sumar versos a este mundo lorquiano tan tragicómico como sus obras, un 2018 marcado por la llegada de un legado que aún espera visitas y en el que se buscará una fosa que no todos quieren encontrar.

El Ayuntamiento de Granada designó como "año lorquiano" a este 2018, que ha servido para recordar el 120 aniversario del nacimiento del autor de "Yerma", pero también para eliminar hitos de la lista de deudas pendientes y abrir una nueva página en la que continuar esas historias enquistadas que, quizás, no quieren su final.

"A Granada ha llegado el legado más importante del país". Así empezó a contar un nuevo capítulo de la historia lorquiana el que en julio era el nuevo ministro de Cultura, José Guirao, un experto en el aparente culebrón sempiterno de un centro dedicado a cobijar el legado de Federico como el tesoro que es.

Guirao aseguró entonces que las cartas, manuscritos, partituras y fotografías de García Lorca permanecerían para siempre en el centro que lleva su nombre en la coqueta plaza de la Romanilla de Granada.

Quiso así poner el punto final a una historia con versos por escribir, con reclamaciones judiciales, encomiendas de gestión en las que no a todos les cuadran las cuentas y una denuncia ante la Fiscalía cerrada "por el momento".

Ese Centro Lorca que empezó a soñarse hace más de una década ha llenado por fin la hilera de estanterías y su cámara acorazada de los tesoros de Federico, ese legado que incluye medio centenar de dibujos y 2.400 cuartillas, arte hecho letra por el autor de Yerma.

Sin embargo, el legado de García Lorca que ha vuelto a casa desde la Residencia de Estudiantes de Madrid no ha cosechado aún las visitas esperadas para un centro que quiere convertirse en referente internacional.

Algo más de 15.000 personas visitaron entre marzo y julio la exposición "Una habitación propia", la primera del Centro Lorca articulada con parte del legado lorquiano gracias a unos 200 de sus objetos, los primeros que llegaron para quedarse a la ciudad de la Alhambra.

Esas cifras registradas por el Centro Lorca, a las que ha tenido acceso Efe, resultan similares a las del número de visitas al museo del verano de 2015, entonces unas 5.000 mensuales a un espacio aún sin legado.

Granada ha cerrado en 2018 las dudas del Centro Lorca pero ha abierto otro de los versos lorquianos recurrentes con un nuevo proyecto para buscar la fosa común en la que podrían yacer sus restos.

El municipio de Alfacar (Granada), el escenario de un asesinato del que mañana se cumplen 82 años, volverá a acoger una búsqueda de fosas comunes pilotada esta vez por la Junta que con un anuncio en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía este mes y la licitación prevista para después del verano quiere dar "rigor" a los trabajos.

Y como si de las extravagancias del Don Perlimplín al que dio vida Lorca en 1933 se tratase, la nueva intervención para buscar fosas comunes no busca a Federico, sino a quienes murieron y yacen junto al poeta, pero bebe del proyecto de quienes sueñan con encontrarlo.

La Junta adjudicará los trabajos del que será el cuarto intento por escribir ese último verso, el que explica dónde descansan los restos del poeta, y que comparte con los anteriores el rechazo a buscar a Lorca de su familia.

Servirá además para desterrar o confirmar los apuntes que aseguran que, con el mismo silencio que le puso Lorca al final de "La casa de Bernarda Alba", alguien movió un saco de huesos durante las obras del parque que en Alfacar recuerda al poeta.

Ese mismo parque diseñado para honrar a Federico y al resto de víctimas volverá esta noche a dibujar un anochecer dedicado a recordar su asesinato, un homenaje por primera lírico en el que la soprano Mariola Cantarero prestará su voz a los versos lorquianos.