La sociedad Max Planck gana el Premio Príncipe de Cooperación Internacional

max_premios_asturias470
max_premios_asturias470 |Archivo

La sociedad alemana Max Planck para la Promoción de las Ciencias, que aglutina más de ochenta institutos y centros de investigación, ha obtenido el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, ha informado la Fundación que concede estos galardones.

Además de su actividad en Alemania, los institutos Max Planck participan en más de 2.000 proyectos de cooperación con casi 6.000 socios en más de cien países, entre ellos España, donde opera, junto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el observatorio astronómico de Calar Alto (Almería).

Desde su fundación en 1948, diecisiete científicos posteriormente galardonados con el premio Nobel han trabajado en la sociedad Max Planck, que cada año publica más de 15.000 referencias en las revistas científicas más destacadas.

"HONRADO Y FELIZ"

El presidente de la Sociedad científica Max Planck, Peter Gruss, ha señalado que se siente "extremadamente honrado y feliz de aceptar en nombre de la Sociedad Max Planck este prestigioso premio que reconoce nuestro trabajo y nuestro esfuerzo para hacer avanzar la ciencia en todo el mundo".

Así se ha mostrado Peter Gruss en un comunicado enviado desde Múnich a la Fundación Príncipe de Asturias. El jurado encargado de conceder el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2013 ha valorado la "vocación europea, el planteamiento interdisciplinar y la estrecha cooperación entre centros de investigación y universidades de todo el mundo" de la sociedad científica Max Planck.

Los centros que integran la red desarrollan investigación básica en beneficio de la sociedad en campos como las Ciencias Naturales, las Ciencias Sociales y las Humanidades. La Sociedad Max Planck abarca múltiples disciplinas en ámbitos como las ciencias físicas, químicas, biológicas o de la Tierra, entre otras, así como proyectos relacionados con la investigación climática y las misiones espaciales internacionales.

El jurado ha destacado también los equipos de jóvenes científicos altamente cualificados y comprometidos con las áreas de investigación más punteras que se desarrollan en el mundo.