"Otelo a juicio", una versión shakespeariana sobre "la falta de ética" de hoy

"Otelo a juicio"
"Otelo a juicio" llega del 11 de septiembre al 14 de octubre al Teatro Fernán Gómez |Teatro Fernán Gómez

"Otelo a juicio", obra dirigida y versionada por Ramón Paso, llega del 11 de septiembre al 14 de octubre al Teatro Fernán Gómez con una adaptación moderna y "agresiva" del clásico de Shakespeare que aborda "la falta de ética" y "la lucha de clases" en la actualidad.

La obra, que ahonda en temas como los derechos de la mujer, el miedo al diferente y el racismo, está interpretada por Francisco Rojas, Ana Azorín, Jorge Machín, Inés Kerzan, Ángela Peirat, Felipe Andrés y Jordi Millán.

En "Otelo a juicio" "es muy importante la ética y la falta de ética del siglo XXI, que es lo que estamos criticando en muchos aspectos", ha dicho hoy el director Ramón Paso durante la presentación a la prensa.

Se trata de una representación con un diálogo más actual, rápido, duro y agresivo que "funde estupendamente" con la belleza del texto original, que no ha sufrido muchos cambios.

En un bufete de abogados madrileño, Silvia (Ana Azorín) recibe a un cliente llamado Otelo (Francisco Rojas) que necesita ayuda legal tras estrangular a su mujer, un hombre dispuesto a entregarse y que busca que se le juzgue, así como a su corruptor.

Ese es uno de los momentos en que la obra habla de la lucha de clases, un problema social en el que "los que tienen dinero pueden salir indemne después de haber cometido crímenes y gente que al no tenerlo cumple penas excesivas por no tener una buena defensa", ha indicado el dramaturgo.

"Otelo a juicio" cuenta con una escenografía metálica dividida en dos espacios, una representación de la frialdad de sus personajes, que no mienten pero "son helados".

"La falta de ética tiene mucho que ver con la empatía y la frialdad", ha asegurado Paso, que reconoce que el personaje del abogado es interpretado deliberadamente por una mujer.

"Es un poco mostrar que la falta de ética puede estar en cualquier parte y en cualquier persona, independientemente de que seas hombre o mujer", ha detallado Ana Azorín.

El racismo también tomará protagonismo en las funciones no solo a través de la historia sino en los personajes e incluso su vestuario, que combina el de época con el de actualidad.

"El racismo es muy clasista. No es lo mismo de pronto que tu hija aparezca en casa diciendo 'me he casado con este señor negro que acabo de encontrar en Gran Vía a que sea con Eddie Murphy o Barack Obama", ha ejemplificado el director.

"Otelo a juicio", que estará en la Sala Jardiel Poncela, es una producción de Pasoazorín Teatro, una compañía que apuesta por el feminismo y la recuperación de la memoria histórica.