Mercadillos, belenes y patinaje para los días más familiares

No sólo hay mercadillo en Sol. Los tradicionales puestos de adornos navideños, bromas y otros cachivaches se reparten por mercados de toda la capital, donde también se pueden encontrar regalos y artesanía para estas fechas tan señaladas. La mayoría de ellos tienen un amplio horario que se prolonga hasta las 22.00 h. Además de en la Plaza Mayor, se puede visitar los de Nuevos Ministerios, Puente de Vallecas, Plaza de España, Glorieta del Valle del Oro (Carabanchel), Moncloa, Jacinto Benavente, Santo Domingo, Plaza del Carmen y Plaza de Santa Cruz y Plaza de la Provincia (junto a la Plaza Mayor).

Si lo que se prefiere es admirar el arte belenístico, la capital ofrece hasta 33 nacimientos de gran calidad artística. Los más concurridos y vistados son los del Ayuntamiento y la Comunida de Madrid, pero también se pueden visitar en la Catedral de la Almudena, el Centro Cultural Casa del Reloj, la basílica de San Miguel, el Real Monasterio de Santa Isabel, el monasterio de las Descalzas Reales, el convento de las Hermanas de la Compañía de la Luz, el Hospital de San Rafael o la iglesia de San Ginés, entre muchos otros, además de los que muchas juntas de distrito han montado en sus dependencias.

El menú se puede completar con algo más movido. Hasta unos días después de Reyes, se puede intentar no caer en el resbaladizo suelo helado de las pistas de patinaje de Callao, Ciudad Lineal (recinto de la Feria de Artesanía en la plaza entre las calles Misterios, Alcalá y Luva) y la plaza de Santa Mª Soledad Torres Acosta. Los precios, entre los 5 y los 10 euros. Las risas, aseguradas.