Mateo Gil y Eduardo Noriega se pasan al western con "Blackthorn. Sin destino"

Después de "Nadie conoce a nadie", Mateo Gil dirige su segundo largometraje. El título:"Blackthorn. Sin destino". Un western, "con mirada nostálgica", en el que resucita al forajido Butch Cassidy. Un famoso atracador de bancos estadounidense, que tras huir de su país, murió tiroteado en Bolivia en 1908.

A partir de ahí, el director español reconstruye y reinventa la historia de este forajido, intepretado por Sam Shepard, actor estadounidense que es famoso además por otras muchas facetas como la de dramaturgo, guionista y músico. En el reparto está, además, el actor español Eduardo Noriega, amigo de Mateo Gil, que ya le dirigió en su primera película.

La cinta compite estos días en la Sección Oficial del Festival de Tribeca. Un certamen auspiciado por Robert de Niro, que nació con la intención de revitalizar esa zona de Nueva York tras los atentados del 11 de septiembre. Tras su paso por ese festival, se estrenará en España, aunque para verla en los cines tendremos que esperar hasta el 1 de julio.