Maribel López (ARCO): Habrá más mujeres y más contenido político

Feria Arco
Feria Arco. |Telemadrid

ARCO está a la vuelta de la esquina. Este miércoles levanta el telón la feria de arte más importante de España y su directora, Maribel López, que se estrena, promete mayor presencia de mujeres artistas, muchas obras con contenido político y la "misma energía" que la anterior edición, que fue un éxito de público y ventas.

¿Habrá alguna obra polémica? "No sabemos de ninguna, pero cada año nos acaba sorprendiendo", asegura López.

En ediciones pasadas se coló Franco en una nevera, un ninot de Felipe VI, y, la más sonada, las fotos de políticos catalanes en la cárcel, que finalmente fue retirada. Aunque ARCO parece que no es ARCO si no hay polémica, la feria, asegura, "no busca" este tipo de obras.

Lo que sí esperan este año es más obras con contenido político, más mujeres -tras el exiguo 6,13% de españolas y 26,5% del total de mujeres artistas en 2019-; mucha pintura, y un alto porcentaje de artistas jóvenes que recuperan tradiciones artesanas.

¿Dónde están las mujeres artistas?

Pese a que habrá más mujeres, López tampoco peca de "ingenua", no llegarán a la paridad, pero "se va a notar", vaticina en una entrevista con Efe.

La desigualdad es flagrante en el conjunto, pero las secciones que organiza ARCO, "Opening" y "Diálogos", sí existe un trabajo y hay una presencia mayor de mujeres.

Las galerías, recuerda, son "negocios privados" y trabajan sus espacios como consideran; ARCO anima, pero no impone: "Me gusta pensar en la responsabilidad de cada uno".

Pone como ejemplo la galería José de la Mano, que lleva a la feria una selección de mujeres artistas que no fueron reconocidas en los sesenta.

Tomar medidas más contundentes para incentivar la presencia de mujeres es "algo a pensar" y a lo que ARCO no se cierra en banda.

Arco 2020, un tema

ARCO 2020 abrirá sus puertas el miércoles hasta el domingo con las propuestas de 209 galerías de 30 países. En vez de un país, estará dedicado a un tema, "It's Just a Matter of Time" (Es solo cuestión de tiempo), en torno a la obra del artista cubano estadounidense Félix González Torres, una sección que para López es "muy especial".

"Fue un referente de modos de hacer, maneras de pensar, de replantearse la autoría y la distribución de la obra", explica.

Bajo este paraguas, una serie de artistas mostrarán obras que convergen con la trayectoria del artista fallecido de sida en 1996, marcada por el trabajo colaborativo y el activismo: "Hablaba de cosas muy importantes y con mucha sutileza".

Durante cinco días ARCO será el mejor escaparate de lo que se cuece en el mundo del arte contemporáneo.

Habrá pintura, menos vídeo -algo que a su juicio tiene más que ver "con el tiempo de atención"-, más escultura, y artistas jóvenes que optan por recuperar procesos artesanales, como la cerámica o el textil.

"El arte contemporáneo es político desde el momento en que empieza a lanzar preguntas"

También habrá mucho arte político, pero advierte: "El arte contemporáneo es político desde el momento en que empieza a lanzar preguntas, no tienen porqué estar hablando de política". Hay niveles, algunos serán "más frontales", otros son "más sutiles o metafóricos".

La relación con Latinoamérica seguirá fuerte. La presencia de galerías de la región "es elevada, estable y profunda en modos de trabajar". Del 67 % de galerías extranjeras, un 23% corresponden a latinas, especialmente Argentina (8).

El año que viene ARCO volverá al formato de país invitado y con motivo del 40 aniversario, prepararán algo especial ¿Podría tener que ver con Latinoamérica? López no suelta prenda.

Arco, germen de nuevos coleccionistas

López confía en que la feria mantenga este año "la misma energía" de años anteriores, cuando la feria batió récords de público y ventas. "Las venta de entradas ha sido increíble".

La feria ofrece este año por primera vez visitas comentadas, el objetivo es que los miles de visitantes que vienen a la feria (suele rondar los 100.000) no se pierdan en el maremágnum de propuestas.

Aunque la feria es un evento fundamentalmente profesional, donde las galerías venden y los coleccionistas compran, López quiere que ARCO sea el lugar en que cualquiera pueda iniciarse y comenzar a coleccionar."Miles de personas vienen a la feria, vamos a intentar encontrarles un lugar, con el deseo de que además sean futuros coleccionistas".

Si tuviera que escribir una lista de deseos que ir tachando a lo largo de la feria, López lo tiene claro: "Que las galerías tengan mucho éxito, que los museos compren y que nuevas personas también compren y se interesen por el arte".

Esta última, quizá, es la que más ilusión le hace: “Una obra de arte te acompañe toda la vida. Comprarla es apoyar un artista, pero también es una manera de traspasar nuestra época y llegar al futuro".