Madrid estudiará si puede acoger una sede del Museo del Hermitage en la capital

Sala del Museo del Hermitage
Sala del Museo del Hermitage

El Ayuntamiento de Madrid iniciará conversaciones con el Museo del Hermitage, de San Petersburgo, uno de los más importantes del mundo y el primero de Rusia, para evaluar el "encaje" de una sede de la pinacoteca en la capital española, después de que Barcelona rechazara la ubicación del proyecto.

Fuentes del Área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid han informado este martes de que este departamento, dirigido por Andrea Levy, iniciará conversaciones con los representantes del museo ruso por cuanto "Madrid está abierta a todas las sensibilidades artísticas" y "no va a vetar" a nadie que desee presentar su proyecto en la capital.

"Madrid no va a vetar"

Al respecto, la presidenta del Gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado que hablará sobre este asunto con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, "pero si él decide apoyarlo no va a contar más que con el respaldo" de la Comunidad. "Todos los proyectos nacionales e internacionales que vengan a nuestra región son buenos, sobre todo si traen cultura y turismo", ha añadido Ayuso durante un foro del Instituto Atlántico de Gobierno y la Universidad Francsico de Vitoria.

Dudas sobre la "idoneidad"

El Ayuntamiento de Barcelona ha rechazado la ubicación de dicha sede en la Bocana Norte del Puerto con base en cuatro informes encargados a expertos que expresan "dudas sobre la idoneidad del emplazamiento", aunque ha expresado su disposición a que el proyecto sea "reformulado" con ubicaciones alternativas.

Este martes, fuentes del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento madrileño han lamentado que la sede del museo ruso no vaya ver la luz en Barcelona, pues "era buena para los vecinos de un área degradada como La Barceloneta, tras varios años de gobierno de la actual alcaldesa".

"Sorprende que se diga que el proyecto no encajaba en el litoral, al tiempo que no les ofrece ninguna otra alternativa, por lo menos que se sepa públicamente, o que ese tipo de proyecto no encaja en su concepto de ciudad", dice el Área de Cultura del Ayuntamiento madrileño. Según Cultura, en las próximas semanas Levy "iniciará conversaciones para valorar la idoneidad del proyecto" y la posibilidad de que se pudiera instalar en Madrid.

Y añaden que "llegue a buen puerto o no la propuesta, la decisión del Ayuntamiento de Madrid siempre estará ajena de razones sectarias, no como se ha visto en Barcelona". El lunes, la teniente de alcaldía de Barcelona Janet Sanz, señaló que "si los promotores incorporan las reformulaciones del proyecto que piden los informes de los expertos y se propone un emplazamiento diferente, el Ayuntamiento estudiará el museo como cualquier otra iniciativa económica privada en la ciudad".

"Esa zona es muy frágil", alegan desde Barcelona

El Ayuntamiento barcelonés destaca, a partir de los informes, que el emplazamiento propuesto tiene "riesgos" para la seguridad "puesto que es una zona muy frágil, como se ha visto la pasada semana con el temporal, amenazada por el aumento del nivel del mar", y deberían servir de alerta los desperfectos que han sufrido el edificio Desigual y el Hotel Vela. El proyecto para el Museo del Hermitage de Barcelona prevé la construcción en la bocana del puerto de un edificio proyectado por el japonés Toyo Ito, con una inversión privada superior a 50 millones de euros.