Loquillo: "Mi mejor época todavía no ha llegado"

Loquillo cumple 40 años sobre los escenarios y lo celebra con un triple disco recopilatorio y una nueva gira: "Rock and roll actitud". Loquillo es consciente de que su "mejor época todavía no ha llegado" y, ahora, con un álbum recopilatorio estrenado y una gira programada para celebrar sus 40 años de escenarios, está preparado para mostrar "lo que es, lo que ha sido y lo que va a venir". "Nosotros somos vieja escuela, por tanto tenemos que mostrarlo continuamente, enseñar de dónde venimos y hacer entender que esto no es gratis. Hay que mostrar tu posición, tu poderío y marcar, sobre todo, el territorio", ha asegurado hoy el artista en una entrevista con EFE.

Por ello, José María Sanz "Loquillo" (Barcelona, 1960) ha publicado el recopilatorio "40 años de Rock 'n' Roll Actitud", un disco -55 temas remasterizados con grandes éxitos y nuevas canciones- con el que recorrerá once ciudades españolas en su gira homónima, que arrancará el 15 de septiembre en la localidad riojana de Arnedo y que finalizará el 14 de diciembre en Barcelona.

El rock, dice, "no es una especie de diversión que dura hasta los 40 años ni una manera de revivir la adolescencia. Esto es mucho más, es una profesión" por eso, está convencido de que su "mejor época" está por llegar.

"Tenemos que seguir subiendo el nivel, para eso es necesario trabajar cada vez mejor y tener la seguridad que nuestra manera de entender el arte y creación debe ser respetada", ha apostillado.

Loquillo empezó su trayectoria siendo un pinchadiscos y escritor de revistas de la época (como Disco Express o Pacha Pop), para después introducirse en el "mundillo" como promotor de artistas y cantar con Los Intocables antes de ser llamado a la mili."Antes de cumplir el servicio militar, ya había recorrido todos los pasos que debía para dedicarme a la música. Me di cuenta de que lo que quería hacer, no lo hacía nadie, y me tiré a la piscina", ha explicado.

Tras su paso por el Ejército, dos años después, la banda desapareció y continuó el proyecto que montó Sabino Méndez antes de su llegada, "los Trogloditas", que abandonaría años más tarde para dedicarse a su carrera en solitario.

"Para llegar a una trayectoria de 40 años tienes que haber estado, más de una vez, arriba y abajo, vivir en los extremos. Para mí, la vida es una batalla campal desde el principio", asegura.

SACAR EL ROCK DE LAS CATACUMBAS

En recuerdo de sus momentos "memorables" como artista, Loquillo se enorgullece de haber conseguido "sacar el rock español de las catacumbas" y conseguir que una persona "mayor de 50 años sea número 1 dos veces, un tabú que había que romper".

También sonríe al recordar que ha sido el "único telonero de las dos grandes bandas de rock internacional" -The Who y The Rolling Stones-, siempre con "profundo respeto" por los grandes mitos del rock español, algo que "tiene que ver" con el personaje que es, afirma.

Pero, como "cualquier persona humana", bromea, ha vivido "momentos trágicos y críticos" con la muerte como "hecho diferencial" y "suceso clave" en su vida, "pero cuando te dedicas al rock and roll, tienes que venir llorado de casa", sostiene.

Ahora, Loquillo se siente que está en su "última o penúltima reinvención", ya que este tipo de aniversarios "siempre son puntos y a aparte": "A partir de ahora uno ya puede desarrollar todo lo que ha aprendido, juegas con ventaja en general".

Después de cuatro décadas, es consciente de que forma parte de la "historia emocional" de muchas personas y que "han sido la primera banda de rock en conseguir el cambio generacional" a pesar de la dificultad de integración del Rock en su época.

"Todo eso es una anomalía, algo que no existía ni que era admitido y, sinceramente, es la mayor fuerza que uno puede tener", confiesa.