Julio Verne vuelve a la "isla misteriosa" de la mano de Vanessa Hudgens y Josh Hutcherson

Cuando la imaginación de Julio Verne ideó "Veinte mil Leguas de viaje submarino" y "La isla misteriosa" apenas podía imaginar que su mente iba a alimentar a tantas generaciones. Sus novelas han inspirado varias películas en las que se le ha rendido tributo de una manera directa. Hace un lustro, Brendan Fraser protagonizó la penúltima revisión de sus historias con "Viaje al centro de la Tierra".

Ahora llega a las pantallas "Viaje al centro de la tierra 2: la isla misteriosa". Pese al título, esta película tiene poco que ver con la aventura del volcán Strombolli. Más bien, es una vuelta de tuerca en la que se rinde tributo a otras dos novelas del autor: "La isla misteriosa" y "Veinte mil leguas de viaje submarino". No está el Capitán Nemo, pero sí su Nautilus. Y una poderosa y exhuberante isla poblada por abejas gigantes, lagartos enormes y elefantes diminutos, además de ser el continente perdido (la Atlántida).

La isla cuenta con un sólo habitante humano, Alexander (interpretado por el veterano Michael Caine), hasta que llega su nieto (Josh Hutcherson), el padrastro de éste (Dwayne Johnson) y el piloto de un helicóptero (Luis Guzmán) con su hija (Vanessa Hudgens). Desde ese momento, la aventura estará en ver cómo escapar de la isla, antes de que ésta se hunda.

Ahí arranca una aventura trepidante que se ha rodado en tres dimensiones con las cámaras que revolucionaron la tecnología en Avatar. El rodaje se realizó en la isla de Ohau, en el archipiélago de las islas Hawaii. Pero gran parte de lo que se ve en pantalla viene del mundo del diseño gráfico que una vez más da una vuelta de tuerca.