Los Juegos del Hambre, producto adolescente que traerá cola

Los Juegos del Hambre, la primera entrega cinematográfica de la saga literaria creada por Suzanne Collins, sigue en lo más alto de la taquilla estadounidense. La cinta dirigida por Gary Ross amasó durante el pasado fin de semana unos 33 millones de dólares en los cines de Estados Unidos y Canadá, lo que le bastó para conservar el trono como la película más vista.

El sombrío drama futurista sobre adolescentes que se enfrentan entre ellos en una lucha letal está protagonizado por Jennifer Lawrence, que se mete en la piel de Katniss Everdeen, una de las jóvenes que participa en el programa de combate a muerte.

Para su productora Lionsgate, Los Juegos del Hambre se ha convertido ya en la película más taquillera de su catálogo, ya que acumuló 68,25 millones de dólares en su día de estreno en Estados Unidos, un récord para una película que no es secuela.