La Fundación Tàpies abre sus puertas con gran expectación de público

Los reyes y los príncipes de Asturias han enviado sendos telegramas de condolencia a la familia de Antoni Tàpies, en los que expresan su pesar por la muerte del artista catalán. Tambien el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha enviado un telegrama de pésame a la familia de Antoni Tapiés en el que destaca que su obra permanecerá en la memoria de todos "como una referencia de excelencia indeleble de las artes plásticas tanto en España como en el mundo". Tàpies, fallecido ayer en Barcelona a los 88 años, será despedido en un funeral en estricta intimidad por voluntad expresa de la familia. La Fundación Antoni Tàpies ha abierto sus puertas este martes en señal de luto por la muerte del artista con gran expectación de público.

La fundación ha puesto a disposición de los visitantes un libro de condolencias con un extracto de una de las obras literarias de Tàpies para quien quiera dejar su testimonio, como ha hecho María Teresa Figa, asidua de Tàpies, a quien ha dedicado las palabras: "Nos has dejado su recuerdo y el de su obra, que estarán siempre con nosotros. Gracias, te queremos".

La jornada de puertas abiertas gratuita se alargará a las 21 horas de este martes y se repetirá entre las 9 y 21 horas de este miércoles. La directora de la fundación, Laurence Rassel, ha explicado que el objetivo de las jornadas pasa por celebrar la vida y legado de Tàpies en la fundación, que quiere convertirse en "espacio de encuentro y recogimiento para la sociedad". "Hoy es un día muy triste, pero a la vez es alegre, porque estamos recibiendo muchas muestras de cariño y vamos a despedirlo rodeados de su obra", ha dicho la directora de la Fundación.

Tras enterarse de la muerte de Tàpies este lunes en Barcelona, la fundación, que estaba cerrada estos días porque se encontraba inmersa en la colocación de una nueva exposición permanente, se decidió a cambiar sus planes anoche para mostrar al público las obras más emblemáticas del artista relacionadas de forma especial con las la tierra, cruces, la música y con la habitual mezcla de materiales del pintor.

Entre las obras, destaca la que lleva el título 'Terrós' (1984), que se encontraba en la vivienda del artista y nunca había sido expuesta en la fundación, pero que la esposa de Tpies ha querido que esté en la fundación estos días porque el artista la reconocía como su autobiografía tras la muerte.

La familia del pintor y escultor Antoni Tàpies celebrará en la "estricta intimidad" el funeral, siguiendo el deseo expreso del mismo artista fallecido este lunes en su vivienda a los 88 años.

Más allá de nuestras fronteras, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, lamentaba la muerte del pintor y escultor español Antoni Tàpies. En un comunicado, Barroso transmitió sus condolencias personales y en nombre del Ejecutivo comunitario a los allegados de Tàpies. "Su muerte representa no solo la pérdida de un gran artista y representante del arte contemporáneo, sino también de un intelectual y poeta que supo marcar profundamente el tiempo y la sociedad catalana en la que vivió". Tàpies "deja una obra que representa una contribución única al arte universal, por su dimensión espiritual, por su variedad y por su belleza", añadió Barroso.

El pintor catalán Antoni Tàpies, uno de los referentes de la pintura del siglo XX y en concreto del arte abstracto de posguerra, falleció este lunes en su domicilio de Barcelona, a los 88 años de edad. Tàpies, recibió en 1990 el premio Príncipe de Asturias de las Artes, un galardón con el que el jurado reconoció el "riesgo creativo" y su "capacidad innovadora".

El pintor, nacido en Barcelona en 1923 en el seno de una familia burguesa, culta y catalanista, fue nombrado marqués de Tàpies en el año 2010 por su contribución a las artes plásticas.

Tàpies, que abandonó sus estudios de derecho para dedicarse al dibujo y la pintura, empezó a exponer su obra en la década de los 40. De su obra principal destacan "Gran pintura gris" (1955), "àvalo blanco" (1957), "Puerta gris" (1958), "Cuadros grises sobre marrón" (1959), "Forma triangular sobre gris" (1961), "Gran equis" (1962), "Relieve ocre y rosa" (1965), "Incrustación y cifras" (1974), "Huella de silla" (1980), "Díptico de campaña" (1991), "Inspiración" (1991), las xilografías "Nocturno" y "Gesto" (1995), "Rinzen" (1998) y el cartel del centenario del Fútbol Club Barcelona (1999).

También ha realizado numerosas piezas de cerámicas, tapices y esculturas, un mosaico para la plaza de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), las esculturas públicas "Homenaje a Picasso" (1990) y "Nube y silla" (1990), ambas instaladas en Barcelona, y su polémico "Calcetín" (1992) de 18 metros de largo.

Igualmente ha ilustrado libros y es autor varios libros de arte.

Además del marquesado de Tàpies que el Rey Juan Carlos le concedió en abril de 2010, entre los numerosos reconocimientos nacionales e internacionales que atesoraba figuran el ser académico de Bellas Artes de Berlín (1982) y miembro honorífico de la Kunstlerhans de Viena (1989), la fundación de arte más antigua de Europa. También fue miembro honorario de Bellas Artes de la Academia de San Fernando (1989) y de la de Bellas Artes de Francia (1994).

Recibió los premios UNESCO y Príncipe de Asturias de las Artes (1990), Medalla Oro de Bellas Artes (1981) y Premium Imperiale de Pintura de la Asociación Japonesa de Arte (1990).

Casado con Teresa Barba Fábregas, Tàpies era padre de tres hijos, Antoni, Clara y Miquel.