Fallece el actor José Sazatornil, Saza, a los 89 años

El actor José Sazatornil Buendía, Saza, ha fallecido a los 89 años de edad, después de representar más de un centenar de papeles en el cine, en donde ha trabajado con directores emblemáticos de diferentes generaciones y tendencias.

'Saza' se subió a un escenario por primera vez con seis años, pero fue a los 13 cuando empezó a hacer teatro de aficionados en su Barcelona natal, compaginando su pasión con un trabajo en la tienda de ropa que regentaba su padre. Sus restos mortales seran enterrados en el Cementerio de la Almudena esteviernes a las 11:30 horas.

Se hizo profesional a los 20, en 1946, con la compañía de María Vila y Pío Cid. De esta pasó a la de Paco Martínez Soria, con quien además debutó en el cine, en 1953, con la comedia 'Fantasía española', de Javier Setó. Desde entonces, compaginó las tablas -'Filomena Marturano', 'Los habitantes de la casa deshabitada', 'La venganza de Don Mendo', 'Los intereses creados', 'Pecados conyugales', 'Golfus de Roma' y 'El violinista en el tejado'- con la gran y pequeña pantalla.

Recibió órdenes de Juan de Orduña ('Me has hecho perder el juicio'), José Luis Sáenz de Heredia ('Los gallos de la madrugada'), Luis Lucia ('Solos los dos'), Rafael Gil ('Sangre en el ruedo'), José Antonio Nieves Conde ('Las señoritas de mala compañía'), Jaime de Armiñán ('Carola de día, Carola de noche'), Pedro Lazaga ('Las secretarias', 'La ciudad no es para mí'), Fernando Fernán-Gómez ('Cómo casarse en siete días', 'Cinco tenedores'), Mariano Ozores ('Si fulano fuese mengano', 'Venta por pisos'), José Luis García Sánchez ('El Love feroz, Colorín, colorado') o Angelino Fons ('Mi hijo no es lo que parece').

También trabajó en películas de Antonio Giménez-Rico ('Hotel Danubio'), Mario Camus ('La colmena'), Francesc Betriu ('Una pareja perfecta'), Antonio Mercero ('Espérame en el Cielo', 'Don Juan', 'mi querido fantasma'), Fernando Trueba ('El año de las luces') y José Luis Cuerda ('Amanece, que no es poco'), entre otros muchos directores.

ADMIRACION POR BERLANGA

En todas estas cintas el actor, propietario de uno de los bigotes más característicos del cine español, encarnó todo un abanico de personajes, entre los que destacó el de Jaume Canivell, el empresario catalán de 'La escopeta nacional', de Luis García Berlanga, con el que colaboró en 'El verdugo' y repitió en 'Todos a la cárcel'.

La admiración del actor por Berlanga le llevaba, según ha contado el propio 'Saza', a aceptar cualquiera de las ofertas del cineasta valenciano sin ni siquiera leerse el guión. Sólo rechazó un papel en 'París-Tombuctú', porque no podía compaginarlo con la obra de teatro en la que estaba ya trabajando.

Su mayor reconocimiento, el Goya al Mejor Actor de Reparto, llegó con 'Espérame en el cielo', pero también fue reconocido con el Fotogramas de Plata Homenaje, el Premio José Isbert de la Asociación Española de Amigos del Teatro y la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos de Honor 2012.

Su última aparición pública fue al recoger este último galardón, momento en el que se llevó una grandísima ovación como muestra del cariño y de la admiración a su persona. La Academia del Cine destaca que era un "imprescindible" de la comedia española "que nunca tuvo problemas porque no se metía donde no le llamaban, obedecía y era respetuoso con todo el mundo". Decía el veterano actor catalán que no había ningún mérito en su actitud, que él solo se dejaba llevar por su sino y hacía lo que tenía que hacer.

UN GRAN ACTOR

El mundo del cine y el espectáculo han dado buena muestra de su cariño y admiración hacia el actor José Sazatornil, que ha muerto hoy a los 89 años y que será recordado por sus compañeros y el público como un "gran actor", como era su deseo.cComo ha dicho el director Álex de la Iglesia, para quien el actor barcelonés "era el cine español".

La actriz Concha Velasco lo ha calificado como un "señor muy serio, muy estudioso, muy culto y muy trabajador". Saza siempre presumió de aprenderse sus papeles al dedillo, de un rigor y una disciplina a prueba de "morcillas" -las improvisaciones a las que recurre el actor cuando no recuerda su papel-.

"Se nos han ido José Luis López Vázquez, Alfredo Landa, Agustín González. Ellos cuatro, junto con Fernando Fernán Gómez, por supuesto, eran los más grandes", ha puntualizado la intérprete.

El productor cinematográfico Enrique Cerezo ha coincidido con Cámara en este sentido ya que para él va a ser "difícil encontrar a otros como Saza".

Por su parte, el actor Fernando Chinarro ha destacado que Saza tenía "algo" con lo que los actores se "asombraban". "Tenía una mirada y una forma de actuar natural, que no puede improvisarse", ha matizado.

A juicio de Manolo Galiana, otro de los actores que han acudido al Tanatorio de la M30, el fallecido era "un ejemplo de dignidad" que tenía "una intuición genial": "Y él era el último de los que poseían esa cualidad, esa forma de hacer imposible de repetir".

El gremio no le reconoció con el Goya hasta 1989 cuando recibió el de mejor actor de reparto por "Espérame en el cielo", de Antonio Mercero, galardón al que se fueron uniendo otros reconocimientos por su trabajo tanto en el cine como en el teatro: IX Premio Nacional de Teatro José Isbert en 2005; Premio Fundación Aisge, en 2004, la Minerva de Plata del Círculo de Bellas Artes de Madrid o el de la Unión de Actores a "Toda una vida".

Toda una vida de seriedad y humor, las dos caras de esa profesión en la que reinó como cómico, quizá por ser un maestro en el arte de reír, como ha dicho el director Fernando Colomo, quien ha confesado que se trataba de un humorista que "parecía que nunca se iba a morir".