Fallece María Dolores Pradera en Madrid a los 93 años

La cantante y actriz María Dolores Pradera ha fallecido este lunes en Madrid, su ciudad natal, a los 93 años de edad, según han informado al diario El País fuentes familiares. María Dolores Pradera tenía a sus espaldas una larga trayectoria artística de casi 70 años y 40 discos, y a lo largo de su carrera cosechó numerosos premios y distinciones, entre ellos un Grammy a la Excelencia Artística por toda su carrera profesional en 2008.

Además, la cantante recibió el Premio Nacional de Teatro, la Medalla de Oro de las Bellas Artes, la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica, la medalla de Madrid al Mérito Artístico o la medalla de Oro de Madrid al Mérito Artístico.

Su carrera artística comenzó en el cine en 1941 como extra en la película "Porque te vi llorar", aunque también actuó en teatro con versiones de "La Celestina", "María Pineda" o "Fortunata y Jacinta", pero fue en su faceta de cantante donde cosechó su mayor éxito y logró su fama internacional.

Su primer disco llegó en noviembre de 1960 y en su trayectoria musical -gran parte de ella unida a los Sabandeños- está presente la obra de Chabuca, Horacio Guaraní, Mercedes Sosa, Sánchez Ferlosio, Amancio Prada o Carlos Cano.

Entre sus éxitos se encuentran "Amarraditos", "La flor de la canela", "El rosario", "Que te vaya bonito" o "Caballo prieto azabache".

En su larga carrera cuenta con los discos "A mis amigos" (1988), "As de corazones" (1999), que fue disco platino o "Canciones del alma"(2003)."Al cabo del tiempo" (2006) fue su siguiente disco de estudio grabado junto a Los Sabandeños, su grupo de siempre.

María Dolores Pradera ha interpretado también sus canciones a dúo con artistas de diversas generaciones como Raphael, Sabina, Miguel Bose y ha colaborado con Enrique Bunbury, Amaia Montero o Ana Torroja.

La cantante era miembro honorífico del Foro Iberoamericano de las Artes, institución que le tributó un homenaje en 2011.

Estuvo casada con el actor Fernando Fernán Gómez doce años y con él tuvo dos hijos, Elena y Fernando

SU CAPILLA ARDIENTE INSTALADA EN EL TANATORIO DE LA M-30

La capilla ardiente de la intérprete ha quedado instalada en el Tanatorio de la M-30, a la que inmediatamente ha accedido la hija que la cantante tuvo con el actor, director y escritor Fernando Fernán-Gómez, la también actriz Helena Fernández-Gómez. "No solo se ha muerto una gran artista, sino sobre todo mi madre", ha dicho, exculpándose ante los numerosos medios que aguardan a la entrada del lugar, muy afectada y sin hacer apenas declaraciones.

Por allí han desfilado familiares, compañeros, amigos y políticos.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha señalado tras visitar la capilla ardiente de la cantante María Dolores Pradera que se trataba de un "momento triste", porque "perdemos a una persona valiosa para la cultura española y madrileña, embajadora para nuestra cultura sobre todo en Hispanoamérica", ha subrayado. "El año pasado tuvimos la fortuna de entregarle en vida el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid y fue, creo, que su última aparición pública. Seguramente habrá más homenajes que se puedan hacer en el futuro a una persona que representó la elegancia en la canción y que, además, fue muy polifacética, como actriz de cine y teatro", ha subrayado el político madrileño.

También la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha acercado al tanatorio de la M-30 y ha precisado que "como alcaldesa debía estar aquí, porque Madrid le debe muchísimo a esta mujer que fue una inmensa dama de la canción". "Se ha muerto, como a mí me gusta decir, con las manos llenas: llenas de felicidad que nos ha dado a todos, de arte, de simpatía y de amigos. Eso es lo mejor, acabar esta vida con las manos llenas, como ha hecho ella", ha señalado Carmena, que ha precisado que ella y su equipo había hablado con sus hijos y que estaban "pensando en algún tipo de homenaje".

Hasta allí se han acercado numerosas personalidades de la cultura, de la política y de la prensa, alternándose con miles de mensajes de condolencia en la distancia, como el "adiós emocionado" de los Reyes a una "enamorada de la música iberoamericana y puente entre culturas" o la despedida del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a una "figura muy relevante de la canción española".

María Teresa Campos, acompañada del actor Edmundo Arrocet, ha sido el primer rostro célebre que se ha acercado hasta la capilla ardiente, donde se ha declarado "muy triste" por la pérdida de "una gran artista y de una amiga". "Ha sido un lujo para mi vida, pero sobre todo para la música española", ha destacado.

La cantante Rosa León, amiga también de la familia y productora de cuatro de sus discos, ha señalado que "se ha ido parte de la cultura y de la música de nuestro país. No solo era una magnífica cantante, sino también una magnífica persona", una idea muy repetida.

En opinión del periodista Iñaki Gabilondo, Pradera era "encantadora, absolutamente fascinante, con una capacidad para el humor y una referencia luminosa", ha sentenciado.

También la cantante canaria Rosana ha señalado a su llegada al tanatorio, muy afectada y conteniendo las lágrimas, que "humanamente era única y, además, reversible porque era mágica por dentro y por fuera".

El arte, la voz elegante y la pasión por su trabajo de María Dolores Pradera "han sido, son y serán un ejemplo a seguir para las generaciones contemporáneas", ha asegurado José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), de la que la era socia la cantante.

Presente ha estado hasta Carlos Cano, fallecido en el año 2000, solo dos años después de realizar con Pradera una memorable gira llamada "Amarraditos". Estar a su lado era "como sacarse un máster en fina ironía", solía celebrar el almeriense, según ha recordado hoy la cantante Massiel antes de acceder a la capilla ardiente.