Denzel Washington: "La deshonestidad está en cualquier rincón del mundo. Pregunte a sus políticos"

Denzel Washington tiene dos Premios Oscar y una carrera envidiable en la que ha interpretado casi todo: desde boxeador, hasta soldado, pasando por policía corrupto. Ahora se junta con uno de los galanes del momento, el joven Ryan Reynolds, para dar vida a Tobin Frost, un exagente de la CIA que vende secretos militares al mejor postor. Pero cuando la situación se complica decide entregarse en el consulado de Estados Unidos en Ciudad El Cabo. Matt Weston (Ryan Reynolds) es el encargado de custodiar el prisionero en un piso franco antes del interrogatorio. Pero todo se viene abajo y tiene que emprender una huída con Frost mientras unos mercenarios tratan de asesinarlos.

El thriller retrata los contrastes de la sociedad sudafricana, capaz de tener un estadio ultramoderno como el Green Point, al tiempo que miles de personas pueblan suburbios como el de Langa donde se rodó una parte de la película.

En Madrid, Reynolds y Washington nos han contado sus impresiones sobre el mundo del espionaje. No en vano, contaron en el rodaje con el asesoramiento de exagentes de la CIA que les ilustraron sobre sus procedimientos. Los dos han conocido de cerca un mundo oscuro en el que la moralidad no es un requisito.

El invitado está dirigida por el director danés Daniel Espinosa. Washington ha presentado en Madrid su última película en la primera escala de su gira europea que también va a llevar a la pareja de actores a París, Londres y Berlín. El estreno mundial de la cinta está previsto para el próximo viernes 10 de febrero.