Críticas del mundo de la cultura a la ausencia del ministro Wert de los Goya

José Ignacio Wert
José Ignacio Wert |Telemadrid

La Unión de Actores de la Comunidad de Madrid se ha tomado como "un desprecio" el hecho de que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, haya declinado finalmente la invitación de la Academia de Cine a la gala de entrega de los Premios Goya 2014, que se celebrará este domingo en Madrid.

Según declaró este viernes Iñaki Guevara, secretario general de los actores de la Comunidad de Madrid, el gesto de Wert es "una espantada" que "sorprende", porque si bien es verdad que el titular de Cultura puede temer abucheos, "debería estar acostumbrado" a ellos.

El cantante Alejandro Sanz ha afirmado que la ausencia de la gala de los premios Goya del ministro de Educación, José Ignacio Wert, es una "mala decisión" que se sustenta también en una "mala excusa", la de tener una reunión al día siguiente con el ministro británico de Universidades.

Así se ha expresado el cantante en su cuenta de Twitter, criticando la decisión de Wert al entender que un ministro de Cultura "no puede tener una agenda que le impida cumplir con la cultura".

El actor Carlos Bardem, nominado en los premios Goya como mejor actor secundario por 'Alacrán enamorado', ha afirmado que el "ministro de anticultura" (en referencia al ministro de Cultura, José Ignacio Wert) "oirá igual" las reivindicaciones del mundo del cine aunque no vaya a la ceremonia de entrega de premios.

Así ha respondido Bardem en su cuenta de Twitter a la decisión de Wert de no acudir a la gala debido a que al día siguiente tiene una reunión con el ministro británico de Universidades. Además, el actor considera que no tendrá importancia esta ausencia porque "el que decide en la Cultura es Montoro".

SÁENZ DE SANTAMARÍA: EL GOBIERNO ESTARÁ "AMPLIAMENTE" REPRESENTADO

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado este viernes durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros, que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, no acudirá a la gala de los Premios Goya por "problemas de agenda" y que en su lugar habrá "una representación del ejecutivo entendida en su sentido amplio".

Sáenz de Santamaría ha justificado así la ausencia del titular de Cultura, quien el pasado jueves comunicó al presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, que este domingo no podrá acudir a la fiesta del cine español.

Wert tiene programada una reunión el próximo lunes por la mañana, día 10 de febrero, con el ministro británico de Universidades, una reunión que está prevista que se lleve a cabo a primera hora en Londres.

El ministro ha lamentado que un compromiso le impida acudir "a la fiesta del cine español" y ha trasladado a González Macho que espera que la gala tenga "el mayor de los éxitos".

El pasado 3 de febrero, Wert tampoco asistió alegando problemas de agenda a la VI Gala de los Premios Gaudí de cine. En esta ocasión, envió una carta en catalán a la presidenta de la Academia de Cine Catalán, Isona Passola, donde expresaba que le "hubiera gustado ir".

AYUDAS AL CINE

El ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha aprobado una resolución, que entra hoy en vigor, por la que se conceden 22,5 millones de euros para el pago de ayudas a la amortización de largometrajes correspondientes al último trimestre de 2011.

Ese pago a los productores, pendiente desde el año pasado, se produce a dos días de la ceremonia de los Premios Goya y coincide con el anuncio de que el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, no asistirá a la misma por problemas de agenda.

Las ayudas a la amortización de películas se pagan dos años después del estreno, en función de criterios como los resultados de taquilla, la recepción por los espectadores a través de otros medios de difusión o las operaciones de venta remuneradas a precio de mercado de la película.

El 2013 ha sido un año negro para el cine español, con el cese de actividad de la distribuidora Altafilms, el cierre de salas de exhibición, una caída de taquilla del 16 % hasta 508 millones de euros y un retroceso en la cuota de pantalla del cine español.