Christian Bale presenta 'Exodus': "Moisés era un hombre de extremos"

Christian Bale
Exodus |Archivo

Un hombre con dudas, inseguridades sobre su fe y su destino y también "un hombre de extremos". Así es como define Christan Bale al Moisés que encarna en Exodus: Dioses y Reyes, la superproducción que dirige Ridley Scott y que llega a los cines este viernes 5 de diciembre.

La película, una fastuosa superproducción que lleva de nuevo a la gran pantalla el pasaje bíblico de Moisés y cómo liberó al pueblo de Israel del yugo egipcio, es la primera colaboración del actor, de visita en Madrid para presentar el filme, con Ridley Scott. Un director con el que, reveló en una entrevista a Europa Press, llevaba ya varios años esperando trabajar.

"Siempre me gustó mucho su cine, y yo había trabajado con Russell Crowe y con Gary Oldman. Los dos me dijeron que era su director favorito y me lo recomendaron. Eso fue hace ya cinco años y esos cinco años no pasó nada y creía que se había olvidado de mí. Pero luego me llamó y me dijo 'Christian, ¿Por qué no haces de Moisés?' Y fue una gran sorpresa", confiesa el protagonista de Exodus que asegura que a la hora de preparar un personaje tan icónico como Moisés le gusta prepararse "lo más ampliamente posible".

LOS MONTY PYTHON, REFERENTE

En este sentido aseguró que su fuente "fundamental" fue la Torá. "Me la leí de principio a fin y es una lectura fascinante. Este hombre era muy humano, sometido a nuestras mismas tentaciones y también un hombre de extremos", afirma el actor británico que también revisó el trabajo de otras grandes figuras que encarnaron al profeta com Charlton Heston, Burt Lancaster y también... La vida de Bryan de los Monty Python.

"Ha sido un referente muy importante para saber en qué te puedes equivocar, cuando haces algo de tanto peso rápidamente y sin quererlo puede ser algo muy cómico y no queríamos eso", afirma el actor que subraya que la cinta de Scott relata "cómo se hace un profeta" y refleja el lado más humano de Moisés, su transformación de hombre pragmático y descreído a un líder y profeta.

Un hombre, destaca Bale "que duda de sí mismo y de su destino y no sabe si será capaz de cumplir la misión que le encomienda Dios" ya que él "no sabe que se convertirá el mayor profeta del judaísmo". "Es un hombre que vive el momento y eso es más interesante", sentencia.

SU TERCER RODAJE EN ESPAÑA

En cuanto a la experiencia de volver a rodar en España, Bale recuerda con cariño las tres ocasiones en las que ha trabajado en nuestro país.

"He estado en tres rodajes. La primera cuando tenía 13 años en Jerez en El imperio del sol, y me gustó mucho. Luego, hace unos pocos años en Barcelona filmando el Maquinista, pero entonces como tenía que estar muy delgado no probé casi la comida... pero estaba deliciosa. Algo tremendo. Y en esta película, rodando en el Sur de España, veía los extras el equipo español, que eran muy grandes con un gran compromiso en su trabajo".

En esta última ocasión, y dadas las difíciles circunstancias económicas, Bale destaca el impulso que una superproducción como Exodus puede suponer para la región. "Fue importante rodar aquí y es gratificante poder aportar nuestro granito de arena para poder ayudar a la economía local", sentencia.