Bustamante presenta su séptimo disco de estudio, "Mío"

Baladista, roquero e, incluso, cantando en inglés, así ha presentado el Bustamante menos latino su séptimo disco de estudio, "Mío", en el Circo Price de Madrid ante un público que le quiere por encima de adjetivos.

Bustamante ha saltado literalmente al escenario con el golpe de guitarra con el que comienza "Gritaré", algo que ya hacían sus fans antes de que se iniciara el concierto, aunque solo han ocupando dos tercios del recinto.

Tras esta canción de "Mío", el cántabro ha retrocedido hasta su primer disco para interpretar "Dos hombres y un destino" que diez años después suena más acústica gracias a nuevos arreglos.

Esta década de trabajo es lo que ha recordado en su saludo agradeciendo al público "por haber hecho realidad un sueño", para después dirigirse directamente a su mujer, la actriz Paula Echevarría que se encontraba entre el público y también agradecerle el "compartir la vida" con él.

Aunque la balada "Miente" ha sido contestada con el grito "Esto sí que es un pedazo de artista" procedente de la primera fila donde se situaban las reconocibles miembros de club de fans, ha sido el primer movimiento de cadera de la noche con la llegada del single "Como tú ninguna" lo que ha despertado al público, que hasta el momento no se había levantado de sus asientos.

Las mujeres y adolescentes, que eran mayoría en el Circo, han mantenido la euforia con "Nunca es tarde", de su anterior disco "A contracorriente".

El cantante ha buscado la "magia" de los teatros, como decía en una reciente entrevista a Efe, a través de puestas en escena más íntimas con "Mi consentida", junto a dos guitarras y en la que no ha dejado ni una nota de su registro sin mostrar.

Aunque ha sido la versión al piano de "Mío", interpretada a dúo con el también exconcursante de Operación Triunfo y compositor Pablo López, la que se ha llevado los mayores aplausos.

Siguiendo la tónica de las renovaciones de sus "clásicos", un tema como "Cobarde" ha sonado a ritmo de swing y acompañado de chasquidos de dedos, un cambio muy bien recibido.

Con el pop de "Seguiré" ha cambiado el tercio de un bloque de baladas que habían dejado un poco frío el ambiente y que se había completado con "Me salvas" acompañada de guitarra eléctrica y con "¿Qué pasó".

Del vestuario negro del inicio, ha pasado a un muy aplaudido traje para recibir a Pastora Soler y cantar "Bandera blanca" donde ha destacado la potencia vocal de nuestra representante en Eurovisión de la que Bustamante dijo que "iba a cambiar la historia" del Festival. Para continuar con otra balada, "Te mentía".

Un nuevo cambio a zapatillas deportivas anunciaba el bloque mejor recibido de la noche después de muchas canciones lentas. Del pop-rock de "A contracorriente", ha pasado a una versión de "El aire que me das" acompañada de unos efectos electrónicos y el momento en el que más ha vibrado el público.

Con un roquero y enérgico "Abrázame muy fuerte" ha cerrado el repertorio.

Sin embargo, ha querido corresponder a consignas como "Te queremos ahí toda la vida", "Número uno", en referencia a su nuevo papel como juez del "talent show" del mismo nombre; o el socorrido "Ese Busta, oe" con dos canciones poco habituales en el cántabro.

En primer lugar, guitarra en mano, se ha atrevido con una versión de "(You Want To) Make A Memory", tema original de Bon Jovi.

Una vez que se le "ha terminado el repertorio" se ha arrancado con una estrofa "a capella" de un tema típico de Cantabria como "La santina".

Si bien ambos temas no han sido lo más brillante de la noche, han sido igual de bien recibidos que el resto, evidenciando la complicidad entre el cantante y sus fans, que le apoyan "más allá de las etiquetas".

Bustamante continúa con la gira "Mío" este viernes en Santander, el 17 en Ávila, el 23 en Barcelona y el 24 en Girona, aunque el cántabro tiene fechas confirmadas en España hasta finales de mayo.