Betty Missiego: "El problema de España en Eurovisión son las canciones"

Betty Missiego
Betty Missiego |Betty Missiego

La cantante hispano-peruana Betty Missiego, que representó a España en el Festival de Eurovisión en 1979, ha asegurado que los últimos fracasos españoles en el certamen no se deben a los cantantes, "que son muy buenos, sino a las canciones, que no están bien escogidas".

La artista, que ha pasado unos días en Vélez-Málaga (Málaga) con motivo del comienzo de su gira de despedida en este municipio, ha explicadoque "es una lástima" que los buenos intérpretes con los que cuenta España no tengan la ayuda de los compositores adecuados.

Missiego, que quedó en segunda posición en el certamen que tuvo lugar en Israel, ha manifestado que los compositores de antes sabían que había que buscar una canción que tuviese un mensaje "entre comillas no profundo ni dramático, pero que a la gente se le quedase la melodía, como pasaba con los temas de Massiel o Salomé".

GIRA DE DESPEDIDA

La cantante ofreció el viernes en Vélez-Málaga el primer concierto de su gira de despedida, bajo el lema "Betty Missiego en intimidad", un espectáculo en el que repasó algunos de sus éxitos, entre los que no faltaron "Su canción", el tema que interpretó en Eurovisión y que, según ella, le cambió la vida.

"Fue muy emocionante, porque era representar al país que me había dado el cariño de mi marido, de la gente y sobre todo, el respeto", ha precisado la artista, que reside en España desde 1968 y que obtuvo la doble nacionalidad en 1972.

En cuanto a su adiós definitivo de los escenarios, ha afirmado que hay momentos en la vida en los que hay que decir "hasta aquí hemos llegado" y poder disfrutar más de su vida, sin tener que estar pendiente de las actuaciones.

Ha indicado que colaborará en actos benéficos para "quitarse el gusanillo", pero ha insistido en que "hay que dejar descansar el coger carretera y manta".

Missiego ha señalado que esta gira será "íntima" y tendrá lugar en teatros pequeños, para que el público la vea como si estuviera en el salón de su casa, "con la paz que se necesita en estos momentos".

Esta despedida supone a su vez una vuelta de la cantante a los conciertos tras el fallecimiento de uno de sus hijos en un accidente de tráfico en febrero de 2012.

"Puedo cantar de nuevo y no salgo al escenario para dar pena, sino que salgo a ofrecer ternura, alegría y un poco de coquetería, todas esas cosas que tenemos las mujeres", ha añadido Missiego, que ofrecerá el próximo sábado en Benalmádena el segundo concierto de su gira de despedida.