Bayona lleva Jurassic World al terreno gótico: "Spielberg me dijo que se había cagado de miedo"

El director barcelonés Juan Antonio Bayona ha declarado haberse sentido "empoderado" y "con mucha libertad" al ponerse al mando de 'Jurassic World: el reino caído', y llevar así la quinta entrega de la saga que Steven Spielberg inició en 1993 a su terreno "gótico de terror".

"Con una de las escenas hasta me dijo que se había cagado de miedo", ha expresado en rueda de prensa acompañado de los protagonistas Chris Pratt y Bryce Dallas Howard, este martes 22 de mayo en Madrid, con motivo de la presentación de la cinta, que se estrena el próximo 7 de junio en la gran pantalla española. Asimismo, ha indicado que "hay mucho talento en España" y que es positivo "estar presente" en grandes producciones como ésta.

En este sentido, ha asegurado que trabajar con él, "uno de los directores que más le han influenciado" en su carrera cinematográfica, fue el principal motivo que le hizo enrolarse en este proyecto. "En cuanto vio el resultado me llamó para decirme lo contento que estaba con la película. Me dijo que le había transportado al primer Jurassic que había hecho él".

En cualquier caso, asegura que tiene "mucho suyo" y que en esta ocasión transporta la historia a lugares "nuevos" y se ve a los personajes reaccionando en situaciones en las que no se habían visto antes. "Con las otras películas que he hecho me han dicho que se notaba la influencia de Spielberg, y ahora que hago una de Spielberg me dicen que se nota mi mano", ha bromeado.

En este punto, explica que hay varios "highlights" que tenía claros y que se ven bien reflejados en la nueva cinta como son "el elemento infantil" y la reconstrucción de "una historia de terror" en una casa. "En su momento, el guionista me dijo que yo era el mejor para llevar a cabo la película por 'El orfanato', y eso me sedujo. *'Jurassic World' y 'El orfanato' juntos?", ha expresado.

"Jurassic es una saga familiar, y los niños son una parte muy importante del público, y por ello nos propusimos que este niño tuviera una gran relevancia, y llevar así la saga a un lugar en el que no habíamos estado antes", ha indicado para narrar que incluso con una de las escenas Spielberg le dijo "que se había cagado de miedo".

Para él, el principal reto ha sido encontrar "una buena historia" para una secuela, algo que considera "muy complicado" pero que "cree que ha conseguido" al haber dado al espectador "lo que quieren pero no lo que esperan" en una historia que sigue contando con ese componente moral que reflexiona sobre la naturaleza, la evolución y la mano del hombre en ella, pero siempre "sin culpar a la naturaleza".

Pero además de ese toque suyo gótico y de llevar tanto a los dinosaurios como a los personajes a escenarios nuevos, la última película cuenta con algunos detalles que distan de la anterior como, por ejemplo, el calzado de la protagonista, que ya no corre "a toda velocidad delante de los dinosaurios con tacones".

SIN TACONES Y VESTIDA DE LUCHADORA

En este contexto, Dallas Howard ha afirmado que en esta ocasión sí "lleva botas y zapatillas". "Al principio de la película ella está en la oficina, y ahí yo dije que quería llevar tacones, por que probablemente los llevaría si estuviera ahí. Pero luego queríamos mostrar el cambio de calzado", ha explicado la actriz.

Para ella "es un acierto" y su personaje "está muy bien representado" mostrando su recorrido como "una metáfora" en el que se muestra "su camino emocional" y, además, "está vestida de luchadora".

Asimismo, ha señalado que aunque los dos han tenido que interpretar, como en las anteriores, un personaje dinámico", en esta última entrega han querido rescatar y trabajar el hecho de "quienes son cuando están juntos". "Hablábamos mucho de esas pelis de los años 30 y 40 para mostrar los dos extremos de los las dos personalidades y crear una tensión y cierto humor al juntarlos", ha explicado.

Por otro lado, ha asegurado que en esta ocasión el proceso de trabajo ha sido "aún mejor" al haber trabajado con bayona puesto que -según sus palabras- "es un visionario" que ha conseguido "meter a todos los actores en esto" creando un clima de trabajo "muy inspirador".

Una idea que ha compartido su compañero Pratt, quien ha asegurado que "hay algo infeccioso en el entusiasmo" del director barcelonés por su película. "Le encantan las películas y todo lo que tiene que ver con ellas y se nota. Que él disfrute de estar ahí es algo casi único en Hollywood donde la gente tiene una actitud difícil debido a la presión, que muchas veces altera a su entusiasmo, pero él no se ha cerrado en ningún momento", ha contado.