Barcelona despide a Peret

La capilla ardiente del cantante Peret ha recibido la visita de familiares, amigos y centenares de seguidores que han querido rendir un último homenaje al padre de la rumba catalana.

El acto de despedida estaba encabezado por sus familiares, visiblemente afectados, y han asistido, entre otros, el cantante Dyango y Lucrecia.

Peret recibió en 2008 la Medalla de Oro al Mérito Artístico, "que le reconocía como primer representante y maestro de la rumba catalana". Aunque había nacido en Mataró (Barcelona), a los cuatro años se trasladó con su familia a la calle barcelonesa de la Cera, donde empezó a cantar.

Peret murió sobre las 14.00 del miércoles en el Hospital Quirón de Barcelona, a los 79 años, a causa de un cáncer.