Antonio Banderas y Salma Hayek presentan en Madrid El Gato con botas

Están en Madrid menos de 24 horas. Vienen de Berlín y antes han pasado por París y una gira por Sudamérica. Mañana estarán en Roma y después darán el salto hasta Sidney, en Australia. Una gira maratoniana para presentar "El Gato con Botas", la última película de la factoría Dreamworks que pretende ser una de las apuestas seguras de la próxima navidad.

El Gato con botas narra la historia del felino que ya se hizo famoso en la saga de Shrek. Antonio Banderas da voz a un gato a medio camino entre un conquistador y un ladrón irreverente. Banderas ha dado vida al personaje de animación en las versiones inglesa, castellana, castellana latina e italiana. Para Salma Hayek ha sido su primera experiencia en animación.

Los dos son amigos y se conocen muy bien. En el set de rodaje coincidieron tan solo un día, lo suficiente para perfilar los personajes y abrirse a la improvisación. De hecho, Banderas se llevó al estudio a su pequeña Stella del Carmen, lo que le hizo a Hayek experimentar un reto aún mayor.

Sus voces crean un gato muy latino, con un ambiente mediterráneo en el que también pueden distinguirse guiños a México o Argentina.

Hayek se confiesa mejor ladrona (su gran especialidad en la película), mientras que Banderas hace alarde de sus dotes de bailarín y de esgrima, discplinas que ya usó en su trabajo en las dos películas del Zorro. El suyo ha sido un paso fugaz en el que la mexicana, ni el malagueño han tenido tiempo para mucho.

Esta noche pisarán la alfombra roja, otro día más, en la madrileña Plaza de Callao.