'Aníbal en Hispania' afronta sus últimas dos semanas en el Museo Arqueológico Regional

La muestra 'Fragor Hannibalis. Aníbal en Hispania' afronta sus últimas dos semanas en el Museo Arqueológico Regional, donde será sustituida por 'La cuna de la humanidad' que expondrá el origen y la evolucion humana, basada en los hallazgos arqueológicos de Tanzania.

La exposición dedicada a Aníbal, que se podrá visitar hasta el 12 de enero de 2014, da a conocer las huellas de la cultura cartaginesa en la Península Ibérica gracias a las 300 piezas y objetos reunidos para la ocasión, procedentes de algunos de los más importantes museos españoles y extranjeros.

Destacan objetos inéditos para el gran público español, procedentes de los museos de Cartago y Túnez, o restos arqueológicos de la Batalla de Baécula entre los ejércitos de Aníbal y Publico Cornelio Escipión.

Asimismo figuran otros tan importantes como la escultura de Hércules, procedente del Museo del Prado, el Vaso de los Guerreros, del Museo de Numancia, o un busto de Alejandro Magno, traído desde el Museo Arqueológico de Sevilla.

La exposición trata de evocar el efecto producido por la presencia de Aníbal en Hispania. La muestra profundiza en la revolucionaria figura de Aníbal como príncipe helenístico y como gran estratega, heredero de la dinastía de los Barca.

Asimismo presenta el Estado construido por esta familia cartaginesa en el sur y sureste hispano y que Aníbal lideró, así como los escenarios y la participación hispana en la encarnizada lucha contra Roma durante la Segunda Guerra Púnica.

ESTRATEGIA Y ARMAMENTO

Otro de los interrogantes a los que se intenta dar respuesta es el poder militar y las tácticas empleadas por Aníbal. Se muestra el poder bélico del ejército de Aníbal y el gran talento de éste como estratega, que hicieron de la fuerza militar púnica la mayor del Mediterráneo, sólo comparable a la de Roma, que a la postre saldría victoriosa del enfrentamiento titánico entre las dos grandes potencias.

El ejército de Aníbal aunaba la tradición cartaginesa y la gran renovación del armamento helenístico, a lo que se unía la específica aportación hispana en el campo de la metalurgia. Asimismo daba gran importancia a la caballería. La más famosa era la que se servía de los gigantescos y temibles elefantes, a lo que se sumaba el apoyo de la armada naval. Era un ejército diverso y heterogéneo pero que la figura carismática de Aníbal supo mantener unido.

En el 202 Aníbal fue derrotado por Escipión en la batalla de Zama (en Túnez). Por ello se consagró con el sobrenombre de 'Africano'. A pesar de este final, la leyenda de Aníbal ha sobrevivido como icono de poder militar.