Ana María Matute arranca la semana del Cervantes "con la ilusión de una niña"

Tiene por delante el almuerzo de las letras, el comienzo de la lectura continuada del Quijote, el encuentro con sus lectores y la solemne entrega del Premio Cervantes en Alcalá de Henares. Ana María Matutes ha arrancado su semana grande. Y lo hace, dice, con la ilusión de una niña.

Emocionada, feliz y un tanto nerviosa, así describía su estado de ánimo la escritora, que este miércoles recibirá en Alcalá de Henares el Premio Cervantes 2010. "La primera vez que lloré leyendo un libro fue con la muerte del Quijote", ha confesado este lunes en una multitudinaria rueda de prensa, que marca el pistoletazo de salida de los actos en torno al premio Cervantes.

Acompañada por la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, Matute (1925) se mostró feliz ante la prensa, pero también preocupada por la ceremonia del miércoles.