Almoneda celebra su XXV aniversario con miles de objetos para todos los públicos

Almoneda, la Feria de Antig~edades, Galerías de Arte y Coleccionismo, celebra su XXV aniversario del 11 al 19 de abril en el pabellón 3 de Feria de Madrid, ha informado la entidad ferial en una nota de prensa.

Se trata de una especial convocatoria que reunirá a alrededor de 140 participantes que mostrarán al público miles de objetos con un mínimo de 50 años de antig~edad. "Un auténtico paraíso para los amantes de lo vintage; una visita imprescindible para los aficionados a la decoración, la moda, el arte y el coleccionismo", señalan.

Galerías, anticuarios y almonedas procedentes de toda España, y del extranjero mostrarán más de 25.000 objetos genuinos y únicos, con dos signos de identidad, sus precios asequibles y la tendencia vintage.

Durante nueve días, Almoneda es el lugar ideal para no sólo para coleccionistas, sino también para aquellos aficionados y jóvenes que quieran disfrutar de piezas genuinas y únicas de diferentes estilos, épocas y procedencias, que otorgan al vintage un especial protagonismo tanto en decoración, como en complementos de moda.

Así, en un mismo espacio los asistentes encontrarán objetos de los años 40, 50, 60 y 70 creados por los grandes del diseño internacional; mobiliario antiguo; joyas y bisutería; ropa de hogar; bolsos; lámparas; relojes; alfombras; arqueología; plata, hasta componer un completo mosaico de piezas del pasado llenas de historia y encanto, en el que también ocupan un lugar destacado las obras de pintura y escultura de artistas consagrados y actuales.

Como viene siendo habitual en los últimos años, el Salón vuelve a dedicar una jornada de puertas abiertas, con acceso gratuito para todos los visitantes, el martes día 14 de abril.

En la feria de antig~edades habrá piezas desde 1 a 20 euros; 100; 1.000; 5.000; 20.000; 200.000. Así, se podrán encontrar postales, botellines de refrescos, sifones, monedas y medallas, entre 1 y 20 euros; una colección de piezas de porcelana biscuit alemana de los años 50 y 60 desde 30 euros; un sillón Plexi Ball Chair, de Raphael Raffel, por 450 euros; una barra de bar italiana de los años 60, de 1.200 euros; un reloj con globo terráqueo de Bonhereuse, de 3.500 euros; un organillo de Manubrio restaurado y afinado por Vicente Llinares, de 6.000 euros; una antigua máquina de rayos x, de General Electric, Chicago, año 1920-30, de 18.000 euros; una pulsera Art Decó de brillantes del año 1920, 50.000 euros o un óleo de R. Casas, La Mantellina blanca, año 1908, de 150.000 euros