ARCOmadrid 2012 arranca este miércoles con 215 galerías de 29 países y obras de 3.000 artistas

arco5
arco5 |Telemadrid

"El arte contemporáneo es un derecho y no un lujo, todos tendríamos que ver buenas exposiciones en museos bien gestionados", ha manifestado el director de ARCO, Carlos Urroz. La feria comenzará el próximo miércoles y reunirá a 215 galerías de 29 países con obras de 3.000 artistas.

Durante los últimos años, el arte se ha "consolidado como un valor importante para la inversión y está dando frutos positivos". Sin embargo, según ha subrayado Urroz en declaraciones a Europa Press, "a ARCO le interesa el coleccionismo entusiasta", porque "lo importante no es la inversión, lo importante es la pasión".

Este año, y ante la crisis económica que también sufre el arte, la feria experimentará algunos cambios y algunos recortes, como la eliminación de los stands de instituciones y comunidades autónomas. Sin embargo, la feria ha traído a "mucha gente de fuera" para compensar las "posibles carencias del mercado interior".

"Somos conscientes de que una parte muy importante del negocio de ARCO eran compras institucionales y es probable que no sean tan fuertes como otros años", apunta Urroz, aunque añade que en esta edición hay países de economías emergentes a quienes les ha encantado ser invitados, como es el caso de las galerías de Colombia, Turquía o Brasil.

Además, una buena noticia es que ARCO acoge galerías que llevaban sin venir a las varios años, entre las que Urroz destaca cinco: Chantal (París), Esther Schipper (Berlín), Carlier I Gebauer (Berlín), Casa Triángulo (Sao Paulo) y Micheline Szwajcer (Amberes). "Su regreso es un síntoma bueno, porque les gusta esta feria", declara.

UNA FERIA INTERNACIONAL "ESTABLE"

Sería "aventurado" y "pretencioso" decir cifras o hacer previsiones, apunta. "En esta situación, las ventas se alargan mucho más que antes y el resultado de una feria a lo mejor se ve tres meses más tarde, no como hace cinco años, cuando el mercado era muy rápido. Eso ha cambiado bastante", añade Urroz.

Sin embargo, el director de ARCO recalca que esta es una "feria internacional estable", en la que "tanto galerías, dirección de Ifema y de ARCO comparten la idea de feria que tienen" --con las diferencias normales entre proovedor y cliente--, por lo que se puede afirmar que "es muy perdurable".

Además, el director de ARCO sostiene que "la feria sigue siendo tan innovadora y los artistas tan experimentales como hace 15 y 20 años". "Quizas la manera de experimentar hoy en día es más reflexiva y menos espectacular y visual, pero son igual de innovadores o más", indica.

En este sentido, destaca que actualmente tiene mucho interés la escultura, motivo por el que se ha creado el proyecto Solo Object, "como una vía de experimentación que aglutina la instalación y la pintura expandida, de materiales nuevos, a veces más pensando en el equilibrio que en el objeto". A pesar de esta tendencia, no duda de que "lo importante es la calidad y no tanto el soporte".

En cuanto a la posibilidad de que Barcelona albergue otra feria de arte contemporáneo, Urroz considera que "quien haga una feria ha de crear algo distinto, y "no una de gran tamaño, porque eso ya existe". "Lo importante es crear un proyecto nuevo. Si es una cosa complementaria será estupendo, si es reiterativa afectará de forma negativa a todo el mercado nacional", argumenta.

AFTER ARCO

Una intervención lumínica del murciano Nico Munuera en la fachada principal del Palacio de Cibeles (del 12 al 19 de febrero, entre las 18.00 y la medianoche) y una proyección de vídeo-arte holandés en la plaza del Callao (del 15 al 19 de febrero, de 19.00 a 23.00).

Estas dos citas, además de conciertos de música pop y electrónica, teatro, cine y sesiones de Dj completan AfterArco, un novedoso programa de actividades, organizado por el Área de Gobierno de las Artes, con el que la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, ARCO, quiere llevar la propuesta de actividades más allá de la propia feria, que se celebra del 15 al 19 de febrero.

Ninguna de las estas dos acciones tiene coste alguno para los ciudadanos ya que se han aprovechado, tanto soportes ya existentes, en el caso de Cibeles, como tiempo asignado a la programación de Las Artes, en el caso de las pantallas de Callao, ha recalcado desde el Consistorio.

El proyecto que se podrá ver en Cibeles, diseñado específicamente para AfterARCO, lleva por título 'Reflections and Color Vibrations'.

Las diferentes modulaciones de tono e intensidad de color que iluminarán la piedra centenaria del edificio simulan el vaivén de las hojas de los árboles, el reflejo vibrante del agua o el deslizar de una nube ante el sol, y son el resultado de la interpretación lumínica de una filmación realizada en el estanque del Palacio de Cristal del parque del Retiro.

A modo de ilusión óptica, crearán un fenómeno de carácter natural o atmosférico con el que el artista murciano quiere evocar el pasado de este punto neurálgico de la ciudad, cuando albergaba los antiguos jardines de recreo del Buen Retiro, a principios del siglo XX.

Nico Munuera (Lorca, 1974), ha expuesto sus trabajos en el Museo de Bellas Artes de Murcia y en el Museo Patio Herreriano de Valladolid, y ha participado este año en muestras como Fiction and Reality en el Museum of Modern Art (MMOMA) de Moscú.

Las pantallas de la plaza del Callao ofrecerán el trabajo de los artistas Jeroen Kooijmans, Jan Dibbets, Guido van der Werve, Yael Bartana y Lernert&Sande, con la colaboración de Nimk-Netherlands Media Art Institute.

Holanda es el país invitado en la presente edición de ArcoMadrid 2012.