El Rey se ofrece en su último acto oficial a seguir ayudando a los emprendedores

El Rey Don Juan Carlos ha agradecido a un grupo de empresarios senior la ayuda que le han prestado durante estos 39 años de reinado para "hacer posible que las nuevas generaciones estén donde están y puedan continuar la labor" iniciada por todos.

El jefe del Estado ha improvisado estas palabras en el penúltimo acto oficial como Rey de España, pues no tiene más agenda pública programada hasta el miércoles próximo, cuando sancione la ley de abdicación por la que cederá la Corona a su hijo, el Príncipe de Asturias.

Don Juan Carlos ha presidido en el Palacio Real de El Pardo el acto de conmemoración del 25 aniversario de Secot, una asociación sin ánimo de lucro que ofrece asesoramiento empresarial con voluntarios senior que, de forma altruista, comparten su experiencia con nuevos emprendedores y que tiene al Rey como presidente de honor.

El jefe del Estado ha sido recibido con una gran ovación tanto al inicio como al término del acto. Después de mostrar su apoyo a la labor que Secot desarrolla, contribuyendo a mantener y crear empleo de forma "desinteresada", se ha mostrado dispuesto a seguir colaborando con esta asociación, pues está "completamente de acuerdo" con lo que hace.

El también presidente de honor de Secot, José Joaquín de Ysasi-Ysasmendi, ha querido unirse en su intervención al "clamor popular de gratitud hacia Su Majestad" porque su reinado ha coincidido con la etapa de la Historia de España "más próspera y fecunda" de los últimos años, una afirmación que secundó el público asistente al acto con un aplauso. "Dios os dé larga vida", le ha dicho De Yasi-Ysasmendi al monarca.

El tesorero de Secot, Carlos García Cebrián, ha sugerido posteriormente al Rey dar una charla en Secot "ahora que va a tener un poco menos de trabajo", propuesta que el monarca ha acogido con una risa y un aplauso. "La cuota son 30 euros anuales", ha apuntado bromeando el tesorero.

En el acto también ha participado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que ha destacado que el Rey "puede exhibir con orgullo el trabajo de 39 años de reinado" y su condición "insustituible" para garantizar, a través de la continuidad en su hijo, el futuro de España "en paz y libertad".

Durante su reinado, ha añadido, España ha dado un salto "espectacular" logrando consolidar una "democracia estable" y situándose como una de las economías "más dinámicas del mundo". "Su legado y el de su generación, es el mejor ejemplo a seguir para quienes tienen que tomar el relevo", ha añadido. Tras el acto, Don Juan Carlos ha compartido un vino español con los invitados, donde, como en otros actos, se le ha visto animado y relajado.