Omán, la joya de Arabia

Nos vamos a 5.944 hasta el sultanato de Omán. Un país en el que el 80% del territorio es desierto donde quedan auténticos pueblos beduinos, más conocidos como "moradores del desierto". Las reservas de gas natural y petróleo son la gran fuente de riqueza en Omán. Es uno de los países más estables y desarrollados del mundo árabe. Un país en el que llenar el depósito de gasolina te cuesta 10 euros.

Conocemos a Adela subida a un dromedario en plena playa de Omán. Con ella hemos recorrido el hotel en el que trabaja en un enclave único y que es propiedad del sultán Qaboos, uno de los seis hombres más ricos del mundo. Adela nos ha enseñado las habitaciones más exclusivas del hotel que llegan a medir hasta 500 metros y en las que el precio puede llegar al alcanzar los 5.000 euros por noche. Hemos conocido a una novia con el vestido tradicional omaní y nos han explicado que los omanís pueden casarse hasta con cuatro mujeres siempre y cuando la primera lo autorice. En Omán es muy típico que en todas las casas haya incienso y es que son la principal fuente de incienso del mundo. Con ella hemos subido a un dhow ,un barco de vela utilizado durante siglos en la peninsula arábiga. Hemos paseado con ella por la ciudad y hemos sabido que las mujeres visten con las Abbayas, túnicas negras con un velo muy amplio.

Nuestro segundo madrileño David está trabajando como ingeniero en Omán. Nos ha explicado que la mayoría de los taxistas son policías o militares. Hemos visitado la Gran Mezquita del Sultán Qaboos, que es la tercera más grande del mundo. Sólo la alfombra que hay en el interior mide 4200 metros cuadrados. Hemos salido de la ciudad para ir al desierto para ir hasta Wadi Shab, un río entre montañas. Con David nos hemos ido a conocer un poblado beduino, en los que se vive sin luz ni agua. Una de las principales aficiones de los omanís es subir las dunas en coche, aunque algunas de ellas pueden llegar a alcanzar los 100 metros de altura.

Patricia nos esperaba en Mascate, la capital del sultanado. Con ella hemos visitado uno de los mercados de pescado más importantes. Hemos paseado por el centro de la ciudad en el que llama la atención la limpieza de la ciudad y el paisaje blanco de todas las casas. Nos hemos adentrado en el zoco de la ciudad, que es uno de los más grandes cubiertos del mundo. Con Patricia y Andrés, su marido, hemos paseado por la playa de la ciudad y nos han explicado cómo del subsuelo de Omán se extraen cada día más de 900.000 barriles de crudo. Patricia nos ha enseñado la fábrica de perfumes de lujo Amouage, unos de los más exóticos.

Para conocer a nuestro último madrileño hemos tenido que volar desde la capital de Omán a Salalah, el sur del país. Raúl nos esperaba pescando en una playas a 70 kilómetros de Yemen. Con Raúl hemos conocido algunas de las playas más bonitas del sur del país. Por la carretera nos hemos encontrado camellos, cabras, burros salvajes… Al estar muy cerca de la frontera con Yemen hemos tenido que pasar varios controles militarizados. Junto a Yemen Raúl nos ha mostrado una de las vistas más increíbles del país. Hemos ido en busca de rosas del desierto, la utilizan los cazadores por su savia venenosa.

RECOMENDACIONES DE VIAJE

Se recomienda viajar con precaución. El Gobierno del Sultanato de Omán mantiene una política de apertura al turismo, lo que resulta en una apreciable libertad de movimientos. No suelen producirse problemas. No obstante, se advierte del hecho de que desde finales de febrero de 2011 se han producido manifestaciones de diferente entidad y trascendencia en las localidades de Sohar, Sur, Salalah y Mascate, entre otras. Por ello, y dada la situación en la región, se recomienda a los españoles que se desplacen a Omán que adopten determinadas cautelas y que mantengan una actitud vigilante, tanto en lugares muy concurridos como en lugares remotos como playas desérticas.

DocumentaciónLos nacionales españoles necesitan obtener el visado correspondiente para entrar en el país. Las autoridades omaníes conceden visados con una validez de 30 días y una sola entrada en frontera (en los aeropuertos, puertos y fronteras terrestres con E.A.U.). El coste del visado asciende a 20 riales omaníes (aproximadamente 40 euros). Para estancias de menos de 10 días el visado cuesta 5 riales omaníes. El visado de turismo obtenido en Qatar o en el Emirato Dubai es válido también para Omán, para viajeros procedentes directamente de Doha o Dubai si se solicita expresamente en frontera en esas dos ciudades. Más información: https://www.rop.gov.om/visa/english/onlineservices_visaapplication_main.aspx

Vacunas: Obligatorias: Las autoridades omaníes exigen la presentación de la Tarjeta Internacional de Vacunación contra la fiebre amarilla adoptada por la Organización Mundial de la Salud para pasajeros procedentes de países en los que existe riesgo de transmisión de dicha enfermedad. Recomendadas: La vacuna contra la hepatitis A. En caso de desplazamientos frecuentes al interior, se aconseja la profilaxis contra la malaria.

Sanidad

Buenas. Hay hospitales públicos en todos los centros importantes de población, con niveles de atención correctos. Igualmente existen hospitales privados de buen nivel. Los extranjeros han de acudir primero a los hospitales privados y, sólo si se trata de casos que éstos no puedan atender por carecer de medios, son desviados a un hospital público. Al no existir convenio con la Seguridad Social española se han de abonar los servicios sanitarios recibidos, debiendo solicitar posteriormente el reembolso de los gastos a la Seguridad Social o al Seguro Médico contratado.

Moneda:La moneda de curso legal en el país es el rial omaní (OR). Su equivalencia actual con respecto al Euro es 1 OR = 1,9 euros (sujeto a fluctuaciones). Es posible cambiar moneda tanto en las entidades bancarias como en las oficinas de cambio, en las que en ocasiones el cambio es ligeramente más favorable. No hay restricciones de entrada o salida de divisas, pero deben declararse importes iguales o superiores a 6.000 riales omaníes . Las tarjetas de crédito son ampliamente aceptadas y hay numerosos cajeros automáticos en las ciudades y principales poblaciones.

Seguridad:

A pesar de que en términos generales, el Sultanato de Omán se caracteriza por ser un país bastante seguro en lo que a la delincuencia común se refiere, cada vez son menos esporádicos los casos de robos y agresiones personales por lo que se recomienda extremar la precaución, respetar al máximo las costumbres y usos locales, observar un código de vestimenta recatado en todo momento, evitar situaciones de vulnerabilidad, y abstenerse de realizar acampada libre, que es vivamente desaconsejada. Así mismo, se señala que en algunos locales nocturnos no son infrecuentes riñas y disputas violentas, por lo que se aconseja evitarlos. Se desaconseja estar en la playa sin compañía, sobre todo al atardecer y por la noche, especialmente en zonas apartadas de la capital.