Nueva York, la ciudad que nunca duerme

Nueva York, a 5.800 kilómetros de Madrid, es la ciudad por excelencia del planeta, donde más de 8 millones y medio de personas conviven en esta frenética ciudad que nunca duerme.

Con nuestro primer madrileño: Javier, del barrio de Retiro, nos llevó a ver el Hospital Monte Sinaí, Central Park, la catedral de San Patricio, la joyería Tiffany y el Rockefeller Center; Maite, madrileña de Tetuán, vivió en primera persona la caída el 11 de septiembre de 2001 de las Torres Gemelas. Con ella visitamos la Zona Cero de Nueva York. Además, nos llevó al barrio de Harlem y a la Isla de Ellis, un islote en el centro de Nueva York donde permanece, impasible, la estatua de la libertad; Paz, de Príncipe de Vergara, después de mostrarnos su habilidad sobre el trapecio nos llevó al Empire State Building, el edificio más alto de la gran manzana, después de la caída de las Torres gemelas; Víctor, madrileño de Majadahonda, nos llevó hasta el barrio de Brooklyn, a Prospect Park, el segundo parque más grande de Nueva York. Por supuesto, pasamos por el mítico puente de Brooklyn y acabamos en Times Square, una Puerta del Sol neoyorkina. En el edificio Dakota, donde asesinaron a John Lennon en 1980, nos despedimos.