Kim Jon muestra su puño de hierro

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha creado una oficina especial con la misión de apartar al Ejército norcoreano --uno de los más poderosos del mundo-- del control de la economía y de poner en marcha un proceso de reformas agrícolas y económicas, según han informado este viernes a Reuters fuentes próximas a Pyongyang y Pekín.

Estas informaciones sobre la creación de la oficina se producen días después de que el Consejo Político del Comité Central del Partido de los Trabajadores decidiera destituir de todos sus cargos (miembro del Presidium y vicepresidente del Comité Militar del partido) al poderoso vicemariscal Ri Yong Hok a causa de su "enfermedad", en palabras de la agencia estatal de noticias, KCNA.

Ri, de 70 años de edad, era uno de los militares más influyentes del régimen comunista y había sido el encargado de asesorar a Kim desde 2009, cuando fue elegido para suceder a su padre, Kim Jong Il. El traspaso del poder se materializó el pasado 17 de diciembre de 2011 tras la muerte del anterior líder.

"Ri Yong Ho era el más ardiente partidario de la política de 'el Ejército primero', de Kim Jong Il, padre y predecesor de Kim Jong Un, indicaron estas fuentes bajo condición de anonimato, para evitar repercusiones. El anterior líder, añadieron, se oponía a que el Gobierno se hiciera con el control de la economía en detrimento del Ejército.

Detrás del cese de Ri se encuentra el tío de Kim, Jang Song Thaek, quien se ha incorporado mediante matrimonio a la familia de los Kim y que, para muchos observadores, se ha convertido en el hombre más influyente en los alrededores del "trono". Su objetivo, según las citadas fuentes, sería reformar la economía y salvar al régimen del colapso.

OTRAS PREDICCIONES

Estas mismas fuentes, según Reuters, predijeron con éxito en el pasado otros acontecimientos relacionados con Corea del Norte, como el primer ensayo nuclear de Pyongyang de 2006, anunciado unos pocos días antes, y el propio ascenso político de Jang.

Tras el cese de Ri, Kim Jong Un fue nombrado mariscal del Ejército, el máximo cargo del cuerpo militar. El relevo en la cúpula militar se produjo apenas dos días después de que Corea del Norte anunciara su disposición a reanudar las conversaciones a seis bandas --en las que también participan Corea del Sur, Japón, China, Rusia y Estados Unidos-- sobre su programa nuclear, que permanecen suspendidas desde finales de 2008.