Incertidumbre sobre el paradero de la periodista Salud Hernández Mora

En Colombia, el ejército busca en la selva a Salud Hernández Mora. La periodista se desplazó a Catatumbo, cerca de la frontera con Venezuela, hace una semana. Trabajaba en un reportaje sobre la mafia de Los Pelusas, reducto del Ejército Popular de Liberación. Desde el sábado, su móvil no emite señal. El gobierno baraja la posibilidad de que puedan haberla retenido, aunque no tiene la certeza de que estemos ante un secuestro.

La periodista española Salud Hernández-Mora lleva más de 48 horas desaparecida en la región del Catatumbo, al noreste de Colombia. Su pista se perdió al mediodía del sábado 21 de mayo. La corresponsal del diario español El Mundo y colaboradora del colombiano El Tiempo llevaba dos semanas trabajando en esta zona, en la frontera con Venezuela, controlada por las guerrillas de las FARC, el ELN y el EPL.

Su desaparición el pasado sábado en una zona del noreste de Colombia de fuerte presencia guerrillera sigue hoy envuelta en el misterio, mientras crecen las dudas acerca de la hipótesis de que fue secuestrada. L

a Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias, decisión que se ha producido tras recibir un informe policial de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (ECDEV) en el que se da cuenta de la desaparición que según informaciones periodísticas "ha podido ser perpetrado por individuos pertenecientes al grupo terrorista denominado Ejército de Liberación Nacional (ELN)".

El decreto firmado por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, considera que los hechos relativos a la desaparición de Salud Hernández pueden "ser constitutivos de delito, en este caso de terrorismo de los artículos 571 y siguientes del Código Penal", cometido en el extranjero, por lo que es competencia de la Audiencia Nacional, según lo contemplado en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

VERSIÓN DE LOS HECHOS

En la selvática región del Catatumbo, una convulsa zona fronteriza con Venezuela, Hernández había visitado varios municipios y el sábado se encontraba en la localidad de El Tarra desde donde escribió varios tuits en los que informaba acerca de las protestas de la comunidad por la desaparición de dos jóvenes.

Ese mismo día salió en una moto de la localidad, según explicaron las autoridades de El Tarra, que aseguraron no tener "evidencias" de que la periodista haya sido secuestrada. Sin embargo, el domingo en la noche saltó la alarma debido a la denuncia de las autoridades municipales, que dijeron a diferentes medios que Hernández había sido secuestrada.

La tesis no parecía descabellada debido a que en esa zona tiene una fuerte presencia el Frente Libardo Mora Toro, un remanente del Ejército Popular de Liberación (EPL), al que el Gobierno considera una banda dedicada al narcotráfico, y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Los medios enseguida dieron por buena esa versión; sin embargo, el director del diario El Tiempo, Roberto Pombo, dijo hoy que se comunicó el viernes con Hernández y la periodista española le dijo que no tendría cobertura para su teléfono móvil hasta el lunes pasado.

Pombo explicó en una entrevista con la emisora colombiana Caracol Radio que en esa zona es frecuente que los usuarios no dispongan de servicio telefónico y por eso avisó el viernes de que no podría enviar su habitual crónica del domingo.

A LA ESPERA DE MÁS INFORMACIÓN

Sin embargo, precisó que esa situación ya se ha producido en otras ocasiones en las que Hernández se ha adentrado en zonas aisladas del país y la única diferencia en este caso es "el reporte de las autoridades en El Tarra".

Al debate se sumó el presidente Juan Manuel Santos, que afirmó en un acto de la Policía que hasta el momento no hay ninguna información sobre un posible secuestro. "No tenemos información ni nadie ha reclamado si fue secuestrada, retenida contra su voluntad", aseveró.

El gobernante señaló que la información de la que disponen en el Gobierno es que el sábado "en el atardecer", Hernández estaba en el municipio de El Tarra. Tras almorzar, una motocicleta la recogió y se la llevó a Filogringo, una aislada aldea que forma parte del término municipal de la Alcaldía de El Tarra.

Santos reiteró la orden a las Fuerzas Armadas y de Policía de encontrar a Hernández, quien aseguró que es "una periodista muy importante en este país". Además, señaló que la conoce "personalmente hace mucho tiempo" y es fuerte crítica de su Gobierno.