Comer por todo lo alto

Nos vamos a comer unos judiones con almejas a un restaurante curioso porque está situado a 2.200 metros en la Bola del Mundo, lo que le convierte en el restaurante más alto de la Comunidad de Madrid.