Adiós a las bombillas halógenas

Con la llegada del mes de septiembre entrará en vigor la directiva europea mediante la cual queda prohibida la fabricación y la venta de bombillas halógenas que hayan sido fabricadas después del 31 de agosto. La medida, que según apuntan los expertos tardará en llegar por completo al consumidor, pretende potenciar la tecnología LED al ser más eficiente y sostenible.

De esta forma, la prohibición cubre las populares bombillas halógenas clásicas que generalmente están hechas de cristal, emiten luz omnidireccional, tienen casquillo E27 o E14, así como algunas bombillas no direccionales con casquillos G4 y GY6.35. Según apuntan desde LEDVANCE, empresa proveedora de iluminación general para profesionales y consumidores, la mitad de los europeos desconoce la entrada en vigor de esta medida europea y la cifra asciende hasta el 67% en personas que no conocen las consecuencias de la misma.

Ante la desaparición de la bombilla que tradicionalmente se ha adquirido en los comercios, surge la necesidad de detallar los cambios que observará el consumidor ante las nuevas luces LED.