La interesada polémica del sello de ETA

08.04.2011 - Actualizado: 12:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ante los constantes ataques que están recibiendo los profesionales de Telemadrid por haber utilizado el sello de ETA sobre imágenes de Zapatero y Rubalcaba, en una pieza informativa emitida en los Telenoticias del pasado 30 de marzo, esta casa vuelve a negar rotundamente que exista ningún tipo de manipulación ni de interés por perjudicar la imagen del Presidente y del Vicepresidente. La utilización de este recurso gráfico es habitual tanto en imágenes de televisión de distintas cadenas como en medios impresos y en libros.

Por su especial relevancia, traemos al caso la portada del libro de los periodistas Fernando Jáuregui y Manuel Ángel Menéndez “El Zapaterato. La negociación: el fin de ETA”, en cuya portada se puede ver el sello de ETA sobreimpresionado en la imagen de José Luis Rodríguez Zapatero. Se da la circunstancia de que una de las personas que asistió a la presentación del libro con tal portada fue el destacado socialista Javier Rojo [en la foto de grupo, el segundo por la izquierda], presidente del Senado. Telemadrid no tiene constancia de que en aquella ocasión ni sindicatos, ni el diario El País ni otros miembros del Partido Socialista se escandalizaran por una portada con Zapatero sobreimpresionado con el sello de ETA que iba a estar en los escaparates de todas las librerías de España y en todas las tiendas de libros on line.

Según han explicado los autores a Telemadrid, la portada del libro “El Zapaterato. La negociación: el fin de ETA” fue idea de la editorial, Península, que la consultó con los autores, a los cuales les pareció correcta, no viendo segundas intenciones en la misma. Lo mismo opinaron fuentes de diversa índole consultadas por los firmantes del libro. El libro es un trabajo de investigación acrítico y en absoluto negativo con el proceso negociador que el gobierno de Rodríguez Zapatero mantuvo con ETA.

La artificialidad de la polémica queda igualmente patente en el hecho de que el vídeo de Telemadrid —que se puede ver íntegro en esta misma página— se emitiera el 30 de marzo y, sin embargo, las primeras voces críticas no surgieran hasta cinco días después, de lo cual deducimos que ha sido necesario ese período de tiempo para orquestar y preparar la campaña contra Telemadrid, ahora que se acercan unas nuevas elecciones.

Cuando se informa sobre hechos reales y se ilustra con imágenes de los dos protagonistas (el presidente del Gobierno y ETA), nadie tiene por qué interpretar que José Luis Rodríguez Zapatero y ETA son la misma cosa, que es de lo que se acusa torcidamente, sino que el Presidente y ETA han negociado o negocian, lo cual es un mensaje positivo para mucha gente y el Gobierno, incluso, lo presenta como algo bueno: la oportunidad de terminar con el terrorismo de 40 años en España. Sea bueno o malo, se trata de la realidad representada por las siglas de ETA y por el rostro del Presidente.

Apoyado en algo inocuo, como puede comprobarse al ver la totalidad de la pieza informativa, se lanza el mensaje de que Telemadrid ha dicho que ETA y José Luis Rodríguez Zapatero son la misma cosa, lo cual no sólo es falso sino que significa hacer un llamamiento para censurar a Telemadrid. Lejos de manipular, Telemadrid está siendo víctima de una manipulación intolerable.