La Opinión de Hermann Tertsch

Bankia

09.05.2012 | 0 Comentarios
Reforma de Bankia

Bankia es la cuarta entidad bancaria española. Y sus once millones de clientes tienen el derecho a la seguridad y a la tranquilidad. Porque se la garantiza la legislación española, el Fondo de garantía de Depósitos y el Gobierno. Esto debería haber quedado muy claro desde el primer momento en que se empezó a hablar de medidas extraordinarias para Bankia. Y desde que la dimisión de Rodrigo Rato como presidente el lunes y y la llegada de José Ignacio Goirigolzarri abre una nueva etapa. Con una inyección de dinero público. Eso está claro.

Sea cual sea la propuesta de viabilidad que el nuevo presidente de Bankia presente. Europa estaba pidiendo con premura un cierre de la amplia reforma financiera. El sistema bancario español nunca fue el mejor del mundo, como pretendía el anterior presidente Zapatero. Y con el sistema financiero pasó bajo el Gobierno socialista como con toda la economía en general, que las mentiras permanentes impidieron que se tomaran medidas a tiempo. Porque todos los diagnósticos eran falsedades del presidente y la vicepresidenta. Hasta culminar al final con el déficit oculto que tantísimo daño ha hecho a España. En algún momento habrá que hablar también del papel del Banco de España como supervisor en todo lo acaecido.

Que ahora el Estado tenga que prestar dinero para sanear entidades no es anatema. Se ha hecho en Estados Unidos, el Reino Unido y muchos países europeos. Y ha funcionado y el Estado ha recupeado después todo el dinero prestado. Pero como es evidente, salvar bancos no es una actividad muy popular. Por lo que no le gusta a ningún Gobierno. Se presta mucho a la demagogia. Y esas imagenes maniqueas del banquero rico que se lleva además el dinero público son caricatura politicamente rentable. Pero lo cierto es que necesitamos ya que las entidades tengan credibilidad para conseguir crédito en el exterior por su cuenta. Y para eso este saneamiento es imprescindible.

El Gobierno niega que se trate de una intervención. En todo caso, cuanto antes esté cerrada esta reforma y garantizada la estabilidad y solvencia de estas entidades antes se abre la esperanza a la circulación del dinero.La reforma financiera y el control y la disciplina del gasto de las autonomías son las dos asignaturas de máxima urgencia en este momento para el Gobierno. Han de hacerse con todo la transparencia y constante información. Con mucha pedagogía por parte del Gobierno. Para contrarrestar la inevitable demagogia y la agitación en ciertas comunidades. Pero con toda firmeza y convicción de que es el buen camino. Y sin dudas ni titubeos. Que no podemos permitirnos.     

 
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 15 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
52.9%
No
47.1%
© Copyright 2010 Telemadrid Todos los derechos reservados