Madrileños por el Mundo

Buscador de destinos de MxM

Lucerna, una ciudad medieval a los pies del Monte Pilatus

La ciudad más visitada de todo Suiza combina el encanto de sus construcciones con el majestuoso paisaje alpino que la rodea

Madrileños por el Mundo ha tenido el placer de visitar una ciudad de cuento: Lucerna. La urbe más visitada de toda Suiza. Aquí llegan cada año 9 millones de turistas. Y es que el marco, un impresionante panorama alpino, es incomparable.

Lucerna es la puerta de entrada a la Suiza Central, a orillas del Lago de los Cuatro Cantones y atravesada por el río Reuss. De aspecto medieval, esta ciudad de tan solo 60.000 habitantes presume de tener un cuidado equilibrio entre la modernidad y el pasado que se refleja en sus plazas, iglesias y callejuelas adoquinadas.

Jose, madrileño del barrio de Chamartín, nos recibió en un barquito en la orilla del lago de los 4 cantones, un lugar de película.

Visitamos el ayuntamiento de Lucerna, característico por su torre de la edad media y su reloj y desde el que podemos apreciar unas vistas perfectas del Kapellbrücke, un puente de madera que atraviesa el río Reuss.

Pasamos a conocer el monumento más visitado de la ciudad: el león de Lucerna, una escultura tallada en la roca. Mide 6,80 metros de alto por 10 de ancho. Löwendenkmal conmemora a un grupo de Guardias Suizos asesinados durante la Revolución Francesa en París. El escritor Mark Twain lo describió como 'el trozo de piedra más triste del mundo'.

Después visitamos la catedral de Lucerna, de estilo renacentista. Dentro alberga una pequeña guardería para los papás que quieren ir a misa y puedan llevarse a los más pequeños.

Otro lugar muy interesante de la ciudad es el Jardín de los Glaciares (Gletscher Garten), una cueva milenaria descubierta por accidente mientras se construía una cava de vino.

Nos sumergimos en el casco histórico de Lucerna recorriendo sus adoquinadas callejuelas con casas de época. Llegamos a Plaza Weinmarkt (Plaza del mercado del vino), el rincón más antiguo de la ciudad. Casas medievales con las fachadas pintadas.

Vamos a la sala de conciertos KKL, obra del arquitecto francés Jean Nouvel, que presume de tener la sala con mejor acústica de Europa.

Hacemos un alto en el camino de Lucerna para conocer Zug, una ciudad que fue propiedad de los Habsburgo y que en la actualidad, además de muy pintoresco, es un paraíso fiscal.

Cotilleamos los interiores del Chateau Gütsch, un precioso castillo de cuento de hadas que hace las veces de hotel. Lo quiso comprar el mismísimo Michael Jackson. Caro es poco...

Y nos despedimos de Jose en el monte Pilatus, un macizo montañoso de los Prealpes Suizos. Para subir a su cima, nos montamos en el tren cremallera, el más empinado del mundo, con un 48% de pendiente. Por supuesto, esta es una de las mayores atracciones turísticas de Lucerna.

Nuria, una madrileña de Alcorcón, nos recibe en Sins, un pueblecito cerca de Lucerna en el que su casco antiguo está tan escondido que no se divisa desde ningun punto.

De vuelta a Lucerna, nos acercamos a visitar su estación de tren, diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava.

Nuestro siguiente objetivo en el viaje es el famoso 'Lago de los cuatro Cantones'. Nos montamos en un barco y recorremos sus aguas divisando los alrededores de Lucerna.

Jesús, un madrileño de Getafe, nos recibe en Rothenburg, un pueblecito cercano a Lucerna que fue muy importante durante la Edad Media. De vuelta en Lucerna vamos a visitar la mansión en la que vivió el compositor Richard Wagner. Visitarla cuesta 8 euros.

Y hablando de arte, visitamos la exposición de 'la baronesa Thyssen de Lucerna': Angela Rosengart. Una de las mayores coleccionistas de todo el mundo.

Nos despedimos en el museo más visitado de todo el país: El Museo del Transporte.

RECOMENDACIONES DE VIAJE

Documentación: Pasaporte en vigor o que no lleve caducado más de cinco años, o DNI en vigor.

Visado: No es necesario para ciudadanos españoles.

Vacunas: No son obligatorias

Moneda: Franco suizo. El cambio en la actualidad está en 1 franco = 0,90 €. Se pueden cambiar euros -en billetes- a francos en cualquier banco de Suiza. Algunos cajeros automáticos, situados en los lugares más céntricos o turísticos, expiden euros directamente. En lugares similares, ciertos comercios aceptan el pago en euros, pero las vueltas son en francos.

Sanidad: La atención sanitaria es muy buena. Los turistas españoles afiliados a la Seguridad Social en España deberán, antes de desplazarse a Suiza, obtener la correspondiente Tarjeta Sanitaria Europea (TSE).

Otros datos: En caso de practicar actividades de montaña o deportes de invierno, conviene que el seguro de viaje cubra explícitamente los eventuales gastos de rescate y evacuación.
Helicóptero de rescate:
- Rega: 1414
- Air-Glaciers: 1415

Dónde: Lucerna

Javascript is required to view this map.
© Copyright 2010 Telemadrid Todos los derechos reservados