Buscador de destinos de MxM

Maputo, rumbo al desarrollo

Madrileños por el Mundo visita la alegre y caótica capital de Mozambique

Nos trasladamos a 8.270 Km de Madrid para conocer la ciudad de Maputo, la capital de Mozambique. Un país en el que la mayor parte de su población vive por debajo del umbral de la pobreza. Maputo es una ciudad caótica que lucha cada día por el desarrollo de su país, que intenta crecer en infraestructuras y abandonar ese aire de decadencia que le acompaña para abrirse al mundo y ofrecerle su rasgo más característico, la alegría contagiosa de sus gentes.

El centro de investigación en el que comenzamos nuestro viaje, dirigido por dos madrileños, ha recibido el premio Príncipe de Asturias a la Cooperación Internacional. La doctora Clara Menéndez y su esposo, Pedro Alonso, llevan aquí años investigando una vacuna contra la malaria y luchando contra esta enfermedad que provoca el 25% de las muertes en niños menores de 5 años en este país.

Clara nos enseña el nuevo centro de salud en el que trabaja a diario, que ha sido financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional. El centro cuenta con un alojamiento en el que las mujeres pueden ser atendidas en el último tramo de su embarazo y con todo el equipamiento necesario para desempeñar su labor médica y de investigación.

Clara nos presenta a la pediatra Cinta Moraleda, otra madrileña del barrio de Salamanca, que trabaja en el Centro de Investigación de salud de Manhiça en un proyecto de HIV que investiga por qué niños que han nacido de madres con SIDA no han desarrollado la enfermedad, de cara a buscar una posible cura. Cinta nos cuenta que hasta un 40% de las madres que acuden a dar a luz al centro sufren esta enfermedad y que la esperanza de vida de un mozambiqueño es de tan sólo 42 años.

Nos trasladamos al centro de Maputo para conocer al marido de Clara, uno de los cónsules más jóvenes de España, Carlos, del barrio del Pilar. Nos recibe en el Mercado Municipal de Maputo, donde encontramos todo tipo de alimentos y artesanía. Allí descubrimos las capulanas, las típicas y coloridas telas mozambiqueñas que muchas mujeres utilizan, como vestidos o para cubrirse la cabeza.

Carlos nos lleva a la zona Baixa, cerca del puerto, para enseñarnos uno de los monumentos más bonitos de Maputo, la Estación de Ferrocarril. Este precioso edificio, con una impresionante estructura de hierro, fue diseñado por un discípulo de Eiffel y se ha utilizado como escenario de películas como “Diamantes de sangre”, con Leonardo DiCaprio. Subimos a la parte alta de la ciudad para visitar la Casa de Ferro, del mismo arquitecto que la Estación de Ferrocarril, que curiosamente nunca fue habitada debido a las altas temperaturas que se alcanzan en su interior.

Nuestra siguiente madrileña encontró su primer trabajo como periodista en el departamento de comunicación de la Agencia Española de Cooperación, se llama Sandra y es del barrio de La Guindalera. Esta madrileña tiene su propio blog en el que describe cómo transcurre su vida en tierras africanas. Nos ponemos una capulana y nos vamos de boda a la Iglesia de San Antonio de Polana. Sandra nos explica que la gente se casa muy joven, incluso con 16 años, y que tradicionalmente la familia del novio paga por la boda, en los pueblos el pago se hace con vacas. Nos desplazamos hasta Congolote para la celebración y nos sorprendemos viendo como lo primero que hacen es cortar la tarta, como las abuelas comen sentadas en el suelo y como los invitados entregan los regalos a los novios bailando.

Nuestra siguiente madrileña, Carmen, a sus 69 años decidió dejar a su familia y toda su vida en el barrio de Argüelles para venir a trabajar a Mozambique como voluntaria en un orfanato. En la Casa do Gaiato, esta madrileña cuida a 150 niños abandonados que ella considera sus nietos. Con Carmen comprobamos que, a pesar de todas las dificultades y los problemas que se encuentran a diario, los niños de Maputo irradian una contagiosa alegría que nos conmueve el corazón.

Nuestro siguiente madrileño, Julio, proviene del barrio de Salamanca y vive en Maputo desde hace 11 años. Nos recibe en el corazón de negocios de Mozambique, donde se encuentra la sede de la consultora KPMG, de la cual es socio. Julio nos explica que el país está experimentando un pequeño boom de la construcción gracias a la cooperación internacional. Visitamos el Mercado do Peixe, donde disfrutamos de delicioso pescado y marisco fresco recién capturado antes de acercarnos a la espectacular playa de Maputo.

Rosa, de Getafe, nos lleva a coger una “chapa”, el medio de transporte más popular de Maputo, para ir a conocer la ONG con la que colabora para ayudar a niños huérfanos y mujeres. Más de la mitad de la población de Mozambique vive en una situación de pobreza y el 68% de las mujeres son analfabetas. En un pequeño mercado local encontramos la mandioca, uno de los productos más consumidos del país. Un amable pescador nos traslada en su barca hasta Ilha Xefina, una pequeña isla donde está previsto que un importante proyecto urbanístico cambie totalmente su fisonomía pero, de momento, nos quedamos disfrutando de sus playas y naturaleza salvajes.

RECOMENDACIONES DE VIAJE

Documentación: Para entrar en Mozambique es necesario tener un pasaporte en vigor con validez mínima de 6 meses. Además, si se quiere viajar desde Mozambique a Sudáfrica el pasaporte tendrá que contar con un mínimo de 3 páginas en blanco. Desde el 1 de junio de 2015 entrará en vigor una nueva legislación migratoria en Sudáfrica. En virtud de esta nueva regulación, todos los menores que viajen a/o desde Sudáfrica deberán estar siempre provistos de su certificado literal de nacimiento y de su correspondiente traducción al inglés compulsada por la Embajada. Además, si los menores viajan acompañados por un solo progenitor, deberán estar provistos de una autorización de viaje válida que debe renovarse cada 3 meses y que debe ir compulsada por el Consulado (declaración jurada en inglés según modelo que se adjunta) y copia compulsada del pasaporte del progenitor que no viaje con el menor.

Visado: Es necesario para ingresar en Mozambique. Se obtiene en la Embajada de Mozambique en Madrid. También es importante informarse en esa Embajada sobre las normas de entrada y permanencia en Mozambique para los extranjeros. Las autoridades mozambiqueñas ya no emiten visado en frontera para aquellos extranjeros provenientes de países en los que existe representación diplomática u oficina consular de Mozambique, como es el caso de España.

Seguridad: SE RECOMIENDA VIAJAR CON EXTREMA PRECAUCIÓN Y ABSTENERSE DE HACERLO POR DETERMINADAS ZONAS. Zonas de riesgo (deben ser evitadas): En Maputo, se desaconseja visitar los barrios periféricos. Si pese a ello se decide ir allí, es preferible ir acompañado por algún local y conviene salir antes de la caída de la noche. Se producen numerosos asaltos a vehículos en el cruce entre la avenida Joaquín Chissano y la avenida de Angola. Asimismo, conviene estar alerta, incluso de día, en algunas zonas aisladas de la capital donde se sabe que se producen asaltos con frecuencia. Puede destacarse la avenida Marginal, la zona de la Baixa, la calle Fréderic Engels, el Jardim dos Namorados, el “caracol”, el puente elevado que baja de la calle Julius Nyerere a la calle 25 de septiembre o los alrededores del hotel Cardoso. En todas estas zonas los asaltos son frecuentes, incluso de día, porque los delincuentes aprovechan la existencia de matorrales para ocultarse rápidamente. Por otro lado, a consecuencia de la guerra civil, existen aún numerosas minas diseminadas por todo el país. Por ello conviene evitar salir de las carreteras principales y no adentrarse por pistas de arena ni por carreteras secundarias cuando no ofrezcan garantías suficientes. Zonas de riesgo medio: Hay que tener presente que suele haber asaltos en las carreteras de Mozambique cercanas a la frontera de este país con Sudáfrica (la frontera de Ressano García-Lebombo). Los delincuentes aprovechan la poca presencia policial y la afluencia de viajeros, ya que esta frontera es un paso clave, sobre todo en Navidad, Semana Santa y los meses de verano austral. Es frecuente que los ladrones identifiquen previamente a sus víctimas en lugares turísticos de Sudáfrica como el parque Kruger o Nelspruit. Asimismo, se informa de que las rutas principales pueden ser peligrosas, principalmente por el mal estado de las carreteras y la forma de conducción local, así como por la presencia de animales (vacas). Por todo ello, se aconseja extremar la precaución y se desaconseja vivamente viajar de noche. Zonas sin problemas: Los complejos hoteleros de Bazaruto, Quirimbas y otros lugares turísticos del país no presentan riesgo alguno de seguridad.

Moneda: La moneda local es el metical. En Mozambique no está permitido introducir ni sacar moneda local del país en una cantidad superior a 10.000 meticales. Para comprobar que la legislación se cumple, puede haber controles rigurosos en el aeropuerto internacional de Maputo. Asimismo, es obligatorio declarar la entrada en territorio mozambiqueño de moneda extranjera cuyo valor sea igual o superior a 5.000 dólares estadounidenses. Por otra parte, no existen dificultades para cambiar euros o dólares por meticales en cualquier banco u oficina de cambio del país..

Sanidad: La asistencia sanitaria en Mozambique es muy deficiente. El número de médicos por habitante es bajo y la cantidad de hospitales, muy reducida, especialmente en las zonas rurales. Existen algunas clínicas y hospitales privados, fundamentalmente en Maputo, que ofrecen un mejor servicio. Pero sus precios son muy elevados. Dados los medios limitados del país, llegado el caso, incluso puede llegar a ser aconsejable que el viajero afectado por un problema de salud sea trasladado a la vecina Sudáfrica, ya sea en avión o en ambulancia. Si se necesitara llegar a ese extremo, existen varias empresas que realizan el servicio y que se pueden encontrar tanto en Maputo como en las principales zonas turísticas. No obstante, se advierte que sus tarifas son altas. Además, las condiciones sanitarias en el país son deficientes y generalmente malas en las zonas rurales. Hay brotes esporádicos de cólera y meningitis. La malaria es endémica en todo el país. En concreto, la malaria cerebral está muy presente en las zonas rurales, donde es una de las principales causas de muerte, si bien en Maputo el riesgo de contraer esta enfermedad es menor. También hay incidencia de enfermedades respiratorias como la tuberculosis y el SIDA afecta a un 15% de la población. Asimismo, en relación con los recientes inundaciones hay algunos episodios de cólera. Por todo ello, se recomienda encarecidamente viajar con un seguro amplio que cubra toda la asistencia médica que se pueda necesitar en Mozambique, incluida una posible evacuación a Sudáfrica..

A tener en cuenta: Temporada de lluvias: Durante la temporada de lluvias (de noviembre a febrero), pueden producirse inundaciones en las diferentes cuencas fluviales de Mozambique. Conducción: La legislación mozambiqueña permite conducir con el permiso español durante tres meses. Si se va a permanecer en el país por un período superior, será necesario canjear el permiso español por uno mozambiqueño o estar provisto del correspondiente permiso de conducir internacional. Drogas: La legislación mozambiqueña prohíbe la producción, el tráfico y la venta de drogas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. Estas actividades son castigadas con penas de prisión de 12 a 16 años o de 16 a 20 años, dependiendo del tipo de sustancias, además de con elevadas multas. La ley mozambiqueña prohíbe asimismo el consumo de drogas, que es castigado con cárcel de hasta un máximo de dos años. En el caso de ciudadanos extranjeros, podrá ser ordenada la expulsión definitiva del país después del cumplimiento de la pena.

Dónde: Maputo

Javascript is required to view this map.