Buscador de destinos de MxM

Estonia, la reina del Báltico

MXM visita la que fuera motor económico de la antigua Unión Sovíética, una ciudad vanguardista que ha superado el peso de la historia

Situada en el norte de Europa y a orillas del golfo de Finlandia, Madrileños por el Mundo visita Estonia. La que fuera motor económico de la antigua Unión Soviética, sufrió una profunda transformación estética y política tras su independencia en 1991, apostando por la innovación y la modernidad. Su capital, Tallin, acoge anualmente miles de turistas de todo el mundo.

Nuestro primer madrileño, Neftalí, de Moncloa, trabaja en Estonia como profesor de español. Nos recibe en el Parque de Kadriorg, donde se encuentra el Palacio de verano de la zarina Catalina I, que actualmente acoge un museo de arte clásico. En este mismo parque se ubica el Palacio Presidencial, donde reside el Presidente de la República de Estonia.

Neftalí nos lleva al Hotel Viru, construido en el año 1972, en cuya planta 23 se encuentra el Museo de la KGB, un antiguo centro de escucha de los espías rusos. Nos trasladamos al casco histórico de Tallin, la ciudad fortaleza mejor conservada de Europa. Sus murallas acogen el antiguo cuartel general de la KGB, donde se interrogaba a los considerados “enemigos del Estado” y desde el cual muchos fueron deportados a Siberia.

En un tranvía fabricado en España nos trasladamos a orillas del mar Báltico para despedirnos de Neftalí en la Prisión de Patarei, una antigua fortaleza naval construida por el zar Nicolás I, y convertida en cárcel en 1919 para retener a los disidentes políticos.

Volvemos a la capital de Estonia, para conocer a nuestro segundo madrileño, Iván de Alcalá de Henares. Con él recorremos el destino turístico más importante del país. La ciudad de Tallin es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1997. Sus calles empedradas acogen espectáculos medievales que nos trasladan quinientos años atrás.

En la plaza central se encuentra el Ayuntamiento de Tallin, un edificio gótico en el que destaca su alto campanario. En esta plaza se colocó el primer árbol de navidad del mundo en 1441. Debajo del Ayuntamiento visitamos un auténtico bar medieval, donde degustamos la típica sopa de alce. Continuamos nuestro recorrido hasta la Iglesia de San Olaf, con su torre de 159 metros, fue en el momento de su construcción el edificio más alto del mundo. Si te atreves a subir sus 258 escalones disfrutarás de unas estupendas vistas de toda la ciudad.

Seguimos recorriendo el centro para visitar el edificio del Parlamento de Estonia. Continuamos hasta la Catedral Ortodoxa de Alexander Nevsky, construida como símbolo del dominio imperial ruso, es patrimonio de la UNESCO desde 1997. Iván nos enseña también la Torre de Comunicaciones, que fue tomada por los estonios durante el proceso de independencia del país para evitar que Moscú se hiciera con la TV. Nos despedimos de Iván en el Museo Etnográfico de Rocca al Mare, un pueblo museo donde encontramos las típicas casas rurales estonias del siglo XVII.

Nuestro siguiente madrileño, Jorge, vino de Carabanchel a Estonia para completar sus estudios. Nos recibe en el sureste de Estonia, en la ciudad de Tartu, la segunda más grande del país. Esta es una ciudad pionera que ha invertido en desarrollo y nuevas tecnologías. Aquí se inventó el programa “Skype” y todas sus calles cuentan con conexión wifi gratuíta. Visitamos el edificio más emblemático de la ciudad, la Universidad de Tartu. Esta pequeña ciudad acoge ocho universidades, lo que la convierte en referencia en del Norte de Europa. En su interior visitamos una “celda de castigo” para estudiantes que data del siglo XIX.

Atravesamos el Puente del Ángel, pidiendo un deseo como manda la tradición, y llegamos a las ruinas de la antigua Catedral de Tartu, destruida en la Segunda Guerra Mundial, para conocer su leyenda.

A cinco minutos del centro de Tartu visitamos una antigua base militar soviética, donde se está construyendo el futuro Museo Nacional. Y nos despedimos de Jorge en la escuela de flamenco donde toca la guitarra, la “Casa Flor”.

Seguimos en Tartu para encontrar a nuestro siguiente madrileño, Germán, un cantante de ópera del barrio de Chamartín, que actualmente trabaja en el Teatro Vanemuine. Con Germán disfrutamos de un vaso de Kali, una bebida típica estonia hecha con pan negro fermentado, mientras nos acercamos a la Plaza del Ayuntamiento donde se encuentra la “fuente de los amantes” en la que los estudiantes se bañan para tener suerte en su carrera.

Después de visitar el Museo de juguetes, que está instalado en uno de los edificios más antiguos de la ciudad y acoge unos sesenta mil juguetes de diferentes épocas; nos trasladamos al pub más alto del mundo. Conocido como “sótano de pólvora”, este pub se ha construido excavando dentro de una colina en el siglo XVIII.

Con Germán navegamos por el río Emajogi, que baña la ciudad de Tartu, y nos despedimos contemplando la exuberante naturaleza y las mansiones que lo rodean.

RECOMENDACIONES DE VIAJE

Desde mayo de 2004 Estonia es país miembro de la Unión Europea, y desde el 21 de diciembre 2007, forma parte también del espacio Schengen, con lo que es posible viajar bien sea con el pasaporte o con el DNI en vigor. Los ciudadanos españoles no requieren de visado para viajar a Estonia. En el caso de estancias superiores a tres meses, es obligatoria la obtención de la tarjeta de residencia (ID-Kaart), que se puede obtener en las oficinas del Departamento de Nacionalidad e Inmigración de Estonia.

SEGURO MÉDICO: En Estonia se puede utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea. Se recomienda llevar un seguro médico privado de viajes, además de la Tarjeta Médica Europea. La ayuda es gratuita para las personas que disponen de Tarjeta Sanitaria Europea, excepto el coste de visita y coste diario por hospitalización. Los gastos de ayuda y reconocimientos médicos de personas sin seguridad social deben ser asumidos por ellas mismas conforme a la lista de precios del que presta el servicio médico.

SEGURIDAD
No se tiene constancia de ninguna zona de especial riesgo en el país. Sin embargo, como ocurre en toda ciudad con gran afluencia turística, se deben extremar las precauciones en el centro histórico de Tallin, y en otros lugares de interés turístico, dado que se pueden producir robos a turistas. Ante el riesgo de robos, es conveniente observar medidas de precaución lógicas como guardar fotocopia de pasaporte o DNI en lugar separado, o evitar desplazarse por el centro histórico con documentación de importancia o tarjetas de crédito que no sea imprescindible portar, o con gran cantidad de dinero en efectivo. Se recomienda registrar sus datos en el Registro de Viajeros informático de este Ministerio, para facilitar la atención en eventuales situaciones de emergencia o necesidad.

OTROS
Los delitos relacionados con la posesión o consumo de drogas en Estonia están castigados con penas de prisión de 1 a 7 años y los de tráfico de drogas, de 3 a 8 años. La posesión de cantidades mínimas de drrogas llamadas "blandas", como el cannabis, puede suponer la inmediata detención preventiva.

Existe preocupación entre las autoridades sanitarias por lo elevado de los índices de SIDA entre la población estonia, en especial, en la zona oriental del país.

Dónde: Estonia

Javascript is required to view this map.