Buscador de destinos de MxM

Lyon, la magia de "La fiesta de las luces"

MXM visita Lyon para disfrutar de la luz y el color de su celebración más importante

Desde hace más de 150 años, en el mes de diciembre, la ciudad de Lyon se enciende para celebrar “La fiesta de las luces”. Durante cuatro días los edificios, el mobiliario urbano, las colinas y ríos de Lyon cuentan historias a través de la música y la luz. Nosotros hemos decidido recorrer los 912 km que separan a esta ciudad francesa de Madrid para vivir esta fiesta, a la que acuden casi un millón de personas de distintas procedencias, guiados por un grupo de madrileños que nos harán de guías.

Julio, de Usera, llegó a Francia con una beca Erasmus que le cambió la vida para siempre. Julio nos espera en el casco antiguo, conocido como Vieux Lyon, donde se ubica la Catedral de San Juan, donde encontramos una escultura que conmemora el bautismo de Jesús. Nuestro madrileño nos explica que el 8 de diciembre los habitantes de Lyon colocan velas en sus ventanas y las mantienen encendidas durante toda la noche, en agradecimiento a la Virgen que salvó a la ciudad de la epidemia de cólera. Asistimos a la procesión en honor a la Virgen de la Inmaculada en la que es llevada hasta la Basílica Notre-Dame de Fourvière. No sin esfuerzo, subimos los casi quinientos escalones que nos llevan hasta la basílica, situada en lo alto de una colina. Reponemos fuerzas en uno de los numerosos puestos que venden vino caliente en la calle y entramos en el interior de la preciosa Basílica tras contemplar a la Virgen dorada que adorna su cúpula. Desde el mirador de la colina divisamos una ciudad totalmente iluminada en la que destaca la Torre Part-Dieu popularmente conocida como Crayon (lapicero). Dejamos a Julio decorando su hogar con su numerosa familia y vamos a conocer a nuestro segundo madrileño.

Carlos dejó Alcalá de Henares hace diecisiete años y ahora trabaja en la televisión europea Euronews. Con Carlos visitamos su lugar de trabajo, donde nos presenta a nuestra siguiente madrileña, Carmen de Arganzuela. Con ella llegamos a la zona de La Presqu'ile y recorremos sus calles especialmente iluminadas para la fiesta de las luces, en las que monumentos y edificios, como el Teatro des Célestins, sirven como escenario de proyecciones de montajes luminosos. Entramos en el Museo de Bellas Artes, donde nos sorprende su jardín interior, nos acercamos a conocer la Fuente Bartholdi, popularmente conocida como Carro de la libertad, que nos recuerda un poco a nuestra Cibeles, y llegamos al Ayuntamiento de Lyon, antiguo cuartel general de la GESTAPO. Dejamos a Carmen en la plaza peatonal más grande de Europa, la place Bellecour, donde vivió el autor de “El Principito”, Antoine de Saint-Exupéry .

Nuestra siguiente madrileña nos espera en el Teatro romano de Lyon. Belén, de la Alameda de Osuna, es historiadora del Arte y nos explica que en este lugar están los orígenes de la ciudad. Regresamos a Lyon y, recorriendo sus calles, llegamos ante Le Petit Musée Fantastique de Guignol, donde descubrimos que fue un lionés quien creó el primer guiñol. Belén nos introduce en Les Traboules, unos pasadizos que unen las calles de la ciudad atravesando unos edificios de protección social, que durante la época del Renacimiento eran frecuentados por los fabricantes de seda de la ciudad. Llegamos a la Catedral de Saint- Jean (Catedral de San Juan), cuya construcción duró tres siglos, y por la que pasa el Camino de Santiago. En su interior se encuentra el famoso reloj astronómico, que sirve de guía para los rezos de los monjes. Recogemos a Julián, el hijo de nuestra madrileña y la dejamos en su hogar.

En la facultad de Medicina de Lyon nos espera Sara de Leganés, una joven bióloga que estudia enfermedades del sueño. Tras visitar el laboratorio en el que trabaja, Sara nos lleva a las afueras de la ciudad para visitar el Museo Urbano de Tony Garnier y recorremos los seis murales que lo componen. Visitamos el Amphitheatre des Trois Gaules (Anfiteatro de los tres galos) y nos despedimos de Sara disfrutando de las vistas de la ciudad.

En la parte derecha del río nos espera Laura de la calle Costa rica. Con ella hemos quedado en Le Parc de la Tête d'Or, un parque gratuito de 105 hectáreas que alberga un invernadero y un zoológico con múltiples especies animales. Laura nos lleva a una antigua manufactura de tabacos que actualmente acoge la Universidad de Jean Moulin Lyon 3, donde ella estudia. En un tradicional mercado de Navidad degustamos las típicas galletas de jengibre y castañas con vino caliente y regresamos al parque de la Tête d'Or para despedirnos de nuestra madrileña, a la que dejamos disfrutando del espectáculo que el parque ha preparado con motivo de la fiesta de las luces.

RECOMENDACIONES DE VIAJE

Documentación: DNI o pasaporte.

Visado: Los ciudadanos españoles no necesitan visado para entrar y permanecer en Francia.

Vacunas: Obligatorias: Ninguna. Recomendadas: Si viaja a los Departamentos y colectividades de ultramar, tenga en cuenta que puede ser necesario adoptar precauciones contra la malaria y otras enfermedades tropicales.

Moneda: Euro. En materia de divisas serán de aplicación las restricciones previstas en la normativa comunitaria.

Seguridad: Zonas de riesgo (deben ser evitadas): ninguna. Zonas de riesgo medio: algunos suburbios periféricos de las grandes ciudades (París, Marsella, Toulouse...). Zonas sin problemas: si bien las zonas más turísticas del país, especialmente en París, gozan de una protección policial importante, es en ellas, así como en los transportes públicos, donde se produce el máximo índice de robos, por lo que es aconsejable adoptar un mínimo de precauciones: No llevar toda la documentación, dinero y tarjetas en un mismo bolso o maleta. Estar alerta al sacar dinero de un cajero automático. Ser discreto al utilizar el móvil en un lugar concurrido. No dejar bolsos o mochilas sin vigilancia. En caso de pérdida o robo, ya sea de objetos o documentación, conviene presentar denuncia en una Comisaría de Policía: "main courante", si no ha habido daño físico, y "plainte" en caso de robo con agresión.

Sanidad: Se recomienda a quienes vayan a viajar a Francia que soliciten la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) en cualquiera de los centros de atención e información de la Seguridad Social en España. La Tarjeta da derecho a su titular a recibir las prestaciones sanitarias que pueda necesitar durante una estancia temporal en Francia, independientemente de que de que el objeto de la estancia sea el turismo, una actividad profesional o los estudios. Aquellas personas que tengan previsto viajar a los Departamentos y Colectividades de ultramar deben tener en cuenta que presentan características específicas en función de la zona y el clima. En algunos casos, hay que tomar precauciones para evitar enfermedades como la malaria, el dengue o, en el Caribe, el chikungunya.

A tener en cuenta: Existencia de pequeña delincuencia (tirones, robos en automóviles…) que hacen aconsejable un mínimo de precauciones, especialmente en lugares turísticos. Se producen con demasiada frecuencia accidentes mortales de españoles, aficionados e incluso profesionales que practican el alpinismo y otros deportes de montaña, sobre todo en los Alpes, por lo que se recomienda se tomen las mayores medidas de precaución posibles. La velocidad máxima en autopista es de 130 km/h en condiciones climáticas normales y de 110 km/h en caso de lluvia; 90 km/h en carreteras nacionales, y 80 km/h con lluvia; y 50 km/h en ciudades. Está prohibido conducir con un nivel de alcohol superior a 0,25 mg por litro de aire expirado, o 0,5 g en sangre. La administración francesa aplica con todo el rigor la legislación de tráfico, siguiendo el principio de "tolerancia cero". Así, un exceso de velocidad superior a 40 km/h sobre el límite autorizado es sancionado con la retirada inmediata del permiso de conducir y una multa importante. En el caso de que un exceso de velocidad, cualquiera que sea éste, ponga en riesgo la vida de terceras personas, la sanción puede ser de un año de prisión y una multa superior a 15.000 euros. La sanción puede llegar a 10 años de cárcel si existen circunstancias agravantes

Dónde: Place Bellecour

Javascript is required to view this map.