Madrileños por el Mundo

Buscador de destinos de MxM

Kuwait, lujo, ocio y tradición

Situado entre Irak y Arabia Saudí es un oasis en medio del desierto

Hacemos las maletas para irnos a Kuwait, a 4.760 kilómetros de Madrid. Un pequeño emirato del Golfo Pérsico, que es únicamente dos veces más grande que la Comunidad de Madrid, pero dónde el dinero brota del suelo en forma de petróleo. Los kuwaitíes no pagan impuestos, la luz para ellos es practicamente gratis y la gasolina tiene un precio irrisorio. En Kuwait la edad de jubilación está en los 54 años con una pensión que, cómo mínimo, alcanza los 2.000 euros. Su código penal establece penas de muerte o cadena perpútua por el tráfico de drogas y el alcohol está completamente prohíbido.

Celeste, nuestra primera madrileña, está ayudando a los kuwaitíes a ponerse en forma. Además de trabajar como Directora de Márketing, Celeste organiza carreras populares en las que ya pueden participar hombres y mujeres juntos. Hemos paseado por la zona de los rascaciolos de la ciudad y nos hemos fijado en el Kipco Tower, también conocido como el "mando a distancia", edificio de oficinas y centro comercial. El parque más grande del país con 20 hectareas, Al Shaheedel, se encuentra en el centro de la ciudad y Celeste nos ha explicado que está dedicado a las víctimas de la invasión de Kuwait.

El día a día de esta madrileña ha cambiado mucho desde que vive en Kuwait, debe subirse en la parte delantera de los autobuses, ya que son los sitios reservados a las mujeres, o tiene que ir acompañada de un hombre a determinadas reuniones. Si hay un lugar bullicioso y con un sabor especial, es el mercado de la ciudad, el Mubarakiya, en dónde puedes encontrar cualquier cosa, tanto para comprar como para comer. Después de visitar el Zoco, hemos cogido el coche para adentrarnos en el desierto y descubrir cómo pasan un día de ocio los kuwaitíes junto a sus camellos.

Salvador nos estaba esperando en un "camellódromo" y es que las carreras de camellos son todo un acontecimiento en el país. Nos han explicado cómo estos animales que pueden estar hasta 20 días sin beber, son capaces de alcanzar los 65 kilómetros por hora. Nuestra sorpresa ha sido cuando al acompañar a nuestro madrileño a llenar el depósito hemos visto que ha pagado 10 euros por 46 litros de gasolina. Hemos tenido la suerte de poder ver el Museo del Petróleo, algo que no es nada sencillo de conseguir. Durante la visita nos han explicado que el petróleo representa para Kuwait la mitad del producto interior bruto y cómo éste preciado líquido fue la causa de la invasión de Kuwait por Irak, que dio lugar a la Primera Guerra del Golfo. Salva nos ha llevado hasta una de las mezquitas de la ciudad, en dónde se produjo el año pasado un atentado integrista en el que fallecieron 27 personas. La siguiente parada ha sido en La Gran Mezquita, cuyo interior es de una belleza impresionante y que únicamente se abre para grandes eventos. Nuestro madrileño nos ha llevado a conocer el sur del país, a tan sólo 10 kilómetros de Arabia Saudí, en la provincia de Khiran. No podíamos dejar a Salva sin vivir la noche Kuwaití, una ciudad que vive mucho cuando cae el sol.

En Salmiya nos estaba esperando Paloma, para llevarnos a algo tan madrileño como una churrería, la primera que se monta en Kuwait. En la ciudad se encuentran muchas referencias a la invasión que sufrió el país por parte de Kuwait, de hecho un taque de los utilizados durante la guerra preside una de las principales plazas de la ciudad. Hemos acompañado a nuestra madrileña hasta el mercado de pescado de Kuwait, en dónde encontramos una enorme variedad de pescado locales. Hemos visitado uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, dónde se encuentra la liga árabe, y que alcanza un precio en el mercado de 150 millones de euros. Paloma nos ha enseñado la única iglesia católica de la ciudad, en dónde se celebra misa los viernes y sábados, ya que el domingo es día laborable. Mientras íbamos con Paloma en el coche, hemos visto una de las imágenes más características de la ciudad, los depósitos de agua que hay para abastecer a Kuwait. Uno no puede pensar en Kuwait y no conocer sus centros comerciales, dónde nos hemos encontrado con el marido y los hijos de nuestra mdrileña.

Nuestra última madrileña, Judit, nos espera junto a las torres más famosas de Kuwait, que se inauguraron en 1979. Para moverse por la ciudad, Judit prefiere ir en taxi para evitarse la locura de aparcar y por lo económico que resulta. El edificio más alto de la ciudad es la torre Alhambra, mide 414 metros y tiene 80 plantas. Desde lo alto del edificio se pueden contemplar las mejores vistas de la ciudad. Nuestra madrileña nos ha llevado al hotel más lujoso de Kuwait, el Jumeirah, en dónde tienen un mosaico con más de siete millones de azulejos, playa privada, etc.

RECOMENDACION DE VIAJE

Documentación: Pasaporte en vigor, con validez para, al menos, 180 días.

Visado: SÍ. Se exige visado a los titulares de pasaporte ordinario, de servicio, o provisional y a los titulares de pasaporte diplomático si es para su acreditación como personal de la Embajada. En caso de entrada en Kuwait por vía terrestre desde Irak o Arabia Saudí, es aconsejable tramitar el visado antes de viajar. Visado de Turismo: Para estancias de corta duración en Kuwait se puede solicitar el visado en la Embajada de Kuwait en España, u obtenerlo en el mismo Aeropuerto Internacional de Kuwait a la llegada al país. En este caso, se trata de un visado de 3 meses de duración en el Aeropuerto Internacional de Kuwait, previo pago de una tasa de 3 Dinares Kuwaitíes, y presentación del billete de regreso. Existe posibilidad de cambio de moneda en el aeropuerto. Para residir en Kuwait por motivo de trabajo o de reagrupación familiar es imprescindible obtener de la Embajada de Kuwait en Madrid un visado de residencia. Se recomienda consultar el apartado "Vivir en" de la Embajada de España en Kuwait

Vacunas: No es obligatoria la vacunación para la entrada en el país como turista. Sin embargo, para obtener la residencia las autoridades kuwaitíes exigen análisis de sangre y certificados médicos. No se conceden permisos a las personas que padecen o han padecido determinadas enfermedades contagiosas (SIDA, tuberculosis, hepatitis, etc.). En los colegios también se requieren certificados sobre vacunación de los estudiantes extranjeros..

Moneda: La moneda de curso legal en el país es el Dinar Kuwaití (KD) A fecha de 1 enero 2015, la equivalencia respecto al Euro es: 1 KD = 3,01 Euros y 1 Euro= 0,33 Dinares Kuwaitíes (330 Fils). Es posible cambiar moneda en entidades bancarias y en las numerosas oficinas de cambio existentes. No hay restricciones de entrada o salida de divisas en el país. No existe mercado paralelo de divisas. Se pueden utilizar tarjetas de crédito internacionales para el pago en numerosos comercios y para obtener moneda local en efectivo en los cajeros automáticos.

Seguridad: Se recomienda viajar con precaución. Hay una amenaza general de terrorismo. Pueden producirse atentados terroristas contra intereses y nacionales occidentales. En general, la seguridad ciudadana es buena y se producen escasos incidentes que afecten a extranjeros occidentales y españoles en particular, pero hay que mantener las precauciones normales y evitar, en todo caso, las manifestaciones y concentraciones que puedan producirse. Kuwait es un país musulmán. La sociedad kuwaití, sobre todo en la ciudad, es generalmente tolerante pero debe mantenerse el decoro en el vestir y en los comportamientos y tienen que respetarse las costumbres locales. La embriaguez puede dar lugar a la detención y deportación. Se aconseja revisar las medidas de protección personal y adoptar las cautelas propias del buen sentido común, evitando comportamientos indecorosos y manteniendo una actitud prudente y vigilante cuando se encuentre en lugares concurridos.

Sanidad: Hay un buen sistema sanitario público y privado, con varios hospitales y clínicas de buena calidad. Si se dispone del permiso de residencia puede accederse al sistema público de salud, abonando unos precios especiales.

Datos útiles: DROGAS: La legislación de Kuwait en materia de drogas y estupefacientes es extremadamente severa. El Código Penal, establece la pena de muerte o la cadena perpetua, junto con una multa de 10.000 a 20.000 KD, en el caso de tráfico de drogas. El consumo de drogas está también terminantemente prohibido, estableciéndose una pena de prisión de cinco años, como mínimo, y una multa de 5.000 a 10.000 KD

Se recomienda prudencia en el vestir, de acuerdo con los usos locales

El consumo y la venta de alcohol, productos del cerdo y material pornográfico están totalmente prohibidos. También está prohibida su importación. Son muy habituales los registros del equipaje personal por los agentes de aduanas, los cuales suelen ser muy minuciosos en su trabajo

Durante el mes del Ramadán está prohibido comer, beber (ni siquiera agua, salvo los niños pequeños) y fumar en lugares públicos, desde el amanecer hasta después de la plegaria de la tarde. Estas actividades deberán realizarse exclusivamente en privado. Durante esas horas, los restaurantes permanecen cerrados. No obstante, algunos hoteles habilitan un espacio para la restauración de sus clientes extranjeros, exclusivamente

Para realizar fotografías y tomas de vídeo es necesario tener un permiso del Ministerio de Información. Sin embargo, en ocasiones algunos viajeros toman fotografías sin la previa obtención del permiso en los lugares turísticos, y evitando fotografiar edificios públicos y personas

La cohabitación entre personas de distinto sexo que no están casadas está prohibida. Kuwait no reconoce las parejas de hecho registradas en España ni los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Se recomienda la inscripción en la Embajada de España en Kuwait: consultar el apartado Vivir en-Documentación y trámites