Madrileños por el Mundo

Buscador de destinos de MxM

Etiopía, orgullo y sonrisas para templar la pobreza

A pesar de las condiciones de vida, fue elegido mejor destino turístico de 2015 por el Consejo Europeo de Turismo y Comercio

Conocemos Etiopía, el único país africano que no fue colonizado por las potencias occidentales. Los niveles de pobreza son considerables, con casi la mitad de la población sin acceso a agua potable y un gasto diario de 1€ por habitante. A pesar de ello, encontramos una población amable y, en la medida de sus posibilidades, feliz.

En Dire Dawa quedamos con José Luis, que gestiona proyectos de desarrollo con la ONG Rescate y nos muestra la realidad del país, donde la pobreza y la desigualdad son el pan de cada día. Nos movemos por el centro de la ciudad y el mercado de Kefira, y nos desplazamos hasta Harar, en la región somalí del país, cuarta ciudad santa del Islam y Patrimonio de la Humanidad. A las afueras asistimos a una singular escena: cómo se alimenta a las hienas para evitar que se metan en el pueblo buscando comida.

Nos vamos hasta la capital, Adís Abeba, para encontrarnos con María en la plaza Meskel, uno de los epicentros de la ciudad. Llama la atención el nuevo tren ligero, construido con financiación y mano de obra de origen chino. Y visitamos el Museo Nacional de Etiopía, donde se guardan los restos de "Lucy", el homínido más antiguo del mundo.

También en la capital vive Héctor, un curioso funcionario blanco en el ministerio de Salud. Vamos hasta la plaza de Jan Meda, donde se celebra el Timkat, la fiesta de la epifanía y principal evento festivo del país, que tenemos el privilegio de vivir desde dentro.

Al sur de la capital, Almudena nos recibe en Zway en pleno día de mercado. Trabaja para la ONG Africa Directo gestionando un proyecto de formación en moda y confección. Nos desplazamos hasta el Parque Nacional Abijatta-Shalla, donde encontramos flamencos en un paisaje casi lunar, producido por la desecación de un lago de origen volcánico.

Por último visitamos Lalibela, una ciudad formada por un conjunto de iglesias excavadas en el terreno, que pretendía ser una réplica de la ciudad de Jerusalén. Es el principal lugar de peregrinación de Etiopía y uno de los grandes atractivos turísticos del país. Acabamos nuestra visita en el enorme lago Zway, un gran ecosistema natural, aunque nada recomendable para el baño.

RECOMENDACION DE VIAJE

Documentación: Pasaporte, con un período de validez mínimo de 6 meses.

Visado: SÍ. Se puede solicitar visado de turismo con validez de un mes a la llegada al aeropuerto. El pago puede realizarse en dólares o euros, pero no en la moneda local y su obtención sñolo es posible en el aeropuerto de Adís Abeba. El visado es extensible, en principio, a dos meses, si bien la extensión dependerá en última instancia de la decisión de las autoridades etíopes de Inmigración. Si el motivo del viaje es para ejercer una labor profesional o de voluntariado, las autoridades etíopes exigen la obtención con carácter previo a la entrada en el país, de un visado "Business". Para ello, habrá que dirigir una solicitud de visado a la Embajada de Etiopia en Paris (Avda. Charles Floquet, 35 - 75007 Paris - Télex : 26008 - Telef.: 47 83 83 95). En este último caso es recomendable que se utilice servicio de mensajería o correo certificado. El incumplimiento de esta norma puede dar lugar a elevadas multas, e incluso a penas de prisión. Las autoridades etíopes no conceden visado de turismo en ninguna de las fronteras terrestres del país. En caso de que se vaya a acceder por tierra a territorio etíope será necesario haber obtenido previamente el visado en la Embajada de Etiopía en París o en la Embajada de Etiopía responsable de la circunscripción consular de residencia del solicitante. Las Embajadas etíopes no conceden visados a ciudadanos extranjeros no residentes en su circunscripción. Además, han comenzado a exigir a los extranjeros que entren en el país en un vehículo propio una carta de la Embajada de Etiopía competente por razón de la residencia del solicitante que identifique tanto al vehículo como al propietario.

Vacunas: El certificado de vacunación contra la fiebre amarilla se exige a los viajeros procedentes de países con riesgo de transmisión de la enfermedad. En todo caso, es recomendable tener actualizado el calendario oficial de vacunaciones.

Moneda: Birr. El cambio está aproximadamente en 1 € = 27 birr. Las divisas deben ser declaradas al entrar. El impreso deberá ser conservado junto con los justificantes de los cambios realizados, para entregar a la salida del país. Los no residentes que viajen a Etiopía deben declarar cualquier cantidad que supere los 3.000 dólares (o su equivalente en otra divisa), a menos que puedan presentar una declaración de aduanas o una nota bancaria que demuestre la compra de divisas. Cualquier viajero que entre o salga de Etiopía podrá llevar un máximo de 200 birr.

Seguridad: La visita a determinadas zonas del país entraña ciertos riesgos por la amenaza terrorista y el peligro de secuestros de occidentales. Por tanto, habrá que extremar las precauciones en lugares públicos y evitar grandes aglomeraciones. Lo más sensato es contratar guías locales fiables que conozcan el terreno. Exteriores desaconseja en particular viajar a la región somalí, donde viene habiendo reiterados enfrentamientos entre el ejército etíope y el grupo armado del frente de liberación nacional del Ogaden (ONLF), considerado grupo terrorista por el Gobierno etíope. Tampoco es recomendable la frontera con Eritrea (el tránsito por carretera entre ambos países sigue cerrado) y la zona este de la frontera con Kenia, especialmente la región de Borena, debido a las luchas tribales en la zona. Los conflictos étnicos también hacen poco aconsejable visitar la región de Gambella (al oeste), mientras que en Afar (noroeste) y Danakil se han registrado algunos episodios de secuetros e intentos de agresión y atentados terroristas.

Sanidad: Los servicios médicos y hospitalarios son muy deficientes y se encuentran centralizados principalmente en la capital y las ciudades más pobladas. Se recomienda viajar siempre con un seguro de viaje que cubra todos los gastos médicos durante la estancia y que, en todo caso, incluya la repatriación aérea medicalizada. La malaria es una enfermedad extendida en zonas con una altitud inferior a los 2.000 m., pero no existe riesgo en la capital, que se encuentra por encima de esa altitud, ni en la mayor parte del llamado 'Circuito Histórico' (Gondar, Axum y Lalibela). Tuberculosis, meningitis, sarampión y tifus son enfermedades endémicas, si bien se dan sobre todo en la población local cuando las condiciones de higiene no cubren los mínimos indispensables. Las enfermedades más comunes entre viajeros y expatriados son gastrointestinales. Debe tenerse especial precaución con alimentos y agua. Se recomienda consumir agua mineral embotellada.

Datos útiles: Es importante tener en cuenta que gran parte del territorio de Etiopía se encuentra en una meseta a gran altura. La capital, Adís, Abeba, se localiza a unos 2.500 metros sobre el nivel del mar, por lo que los mecanismos fisiológicos compensatorios que habitúan a residir a esa altura tardan meses en producirse. Hasta que estos tienen lugar, las personas con cardiopatías o que sufran insuficiencias del aparato respiratorio corren grave riesgo de descompensación debida a la hipoxia (falta de óxígeno) reinante. En el caso de cardiopatía o insuficiencia pulmonar es muy recomendable consultar al médico antes de iniciar el viaje. Además, las condiciones climáticas son extremas, ya que en algunas zonas se pueden alcanzar cerca de 50º de temperatura. Los viajes por carretera entrañan un alto riesgo (según la OMS, Etiopía es el país con mayor índice de mortalidad por accidentes de tráfico), especialmente durante la noche, debido a las malas condiciones de las carreteras y de los vehículos. Es recomendable contar con los servicios de conductores profesionales, que se encuentren en buen estado y que cuenten con todos los elementos de seguridad, airbags, etc.

Dónde: Etiopía

Javascript is required to view this map.