Madrileños por el Mundo

Buscador de destinos de MxM

El exótico y alegre Mozambique

Recorremos un país marcado por la pobreza, pero con una alegría contagiosa

Nos trasladamos a 8.278 Km de Madrid para conocer Mozambique, un país exótico, colorista y con las playas más bellas de África, pero también un lugar en el que la mayor parte de su población vive por debajo del umbral de la pobreza. Mozambique llama la atención por su mezcla de culturas y la alegría contagiosa de sus gentes. Un pais que lleva el ritmo en las venas y en el que no se deja de cantar y bailar.

Para conocer a nuestro primer madrileño, José María, nos hemos tenido que ir hasta Pemba, al norte del país y a unos 3.000 kilómetros de Maputo, la capital de Mozambique. Pemba es la capital de Cabo Delgado y cuenta con 200.000 habitantes. Esta es una de la zonas más pobres del país donde el 51% de los niños menores de cinco años sufre desnutrición crónica. José María ha querido enseñarnos uno de los tradicionales mercados de la zona, dónde se pueden encontrar algunos productos típicos del país, como el piri piri. Un picante muy apreciado en la cocina mozambiqueña, que también se planta en aquellas zonas en dónde no se quiere que los elefantes accedan.

La playa de Wimbi es una de las muchas que podemos encontrar en los más de 3.000 kilómetros de costa que tiene Mozambique. Las playas del país están consideradas las más impresionantes del Índico porque son prácticamente vírgenes.

El orfanato de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento es una de las primeras obras que realizó nuestro madrileño. Aquí se alojan varias decenas de niñas por la necesidad que hay en África de ayudar a la mujer y conseguir que tengan una vida mejor. Nos han contado que por 48 euros al mes se pueden cubrir completamente los gastos de una de esas niñas. A continuación nos hemos ido a la playa de Murrebue, con 50 kilómetros de extensión, y aguas cristalinas. Junto a la playa nos encontramos Il Pirata, un lodge de lujo que regentan Susana y su marido.

Nuestra siguiente parada, previo viaje en avioneta, ha sido el Archipiélago de las Quirimbas, al norte de Pemba. Este archipiélago está formado por 32 pequeñas islas y es una zona muy exclusiva en la que no hay practicamente turismo. Ibo es la más importante de todas ellas y en su día fue la primera capital de Mozambique. Para regresar a Pemba lo hemos hecho en una lancha desde el embarcadero hasta llegar a la zona de Tangañangue.

Carlos, nuestro siguiente madrileño, nos espera en Maputo, la capital del país. Paseamos por la zona Baixa, cerca del puerto, hasta llegar al Mercado Munical de Maputo, un edificio colonial construido en 1901, un lugar en el que puedes encontrar cualquier tipo de alimento y artesanía de la zona. Algunos de los puestos más curiosos son los que se dedican a vender pelo, tanto natural como artificial, ya que a las mozambiqueñas les gusta cambiar su aspecto. Nos hemos ido a la Plaza de los trabajadores en donde se encuentra uno de los edifcios más bonitos de Maputo, la Estación de Ferrocarril. Este precioso edificio colonial, tiene una gran cúpula y se dice que fue diseñado por el propio Eiffel. Aquí se han rodado algunas películas, como “Diamantes de sangre”, protagonizada por Leonardo DiCaprio. La catedral de la ciudad se encuentra en la Plaza de la Independencia y durante nuestro recorrido nos hemos encontrado con varias bodas tradicionales.

Nuestro madrileño nos ha hecho de guía hasta la parte alta de la ciudad para que conociéramos la Casa de Hierro, una estructura completamente metálica que tiene el inconveniente de las altas temperaturas que llegan a alcanzarse en su interior.

En mitad del caos circulatorio de Maputo nos encontramos con nuestro siguiente madrileño, Joaquín, quien prefiere moverse de un lado a otro en bicicleta. Hemos subido con él en el medio de transporte más popular de Mozambique la chapa y el más económico, ya que te puedes mover por la ciudad por unos 15 céntimos de euro. En Mozambique existe un grave problema con los accidentes de tráfico y es que el 64% de los fallecidos en accidentes son peatones. Hemos paseado por entre los puestos del Mercado de Xipamanine, el más grande y popular de Maputo. Es muy conocido por la ropa que allí se vende y por el gran número de costureros que trabajan arreglando ropa de segunda mano. La malaria es la enfermedad más terrible que azota Mozambique ya que causa la muerte de 400.000 muertes al año. Eso lo sabe bien Beatriz, una madrileña que trabaja como epidemióloga en el Centro de Investigación de salud de Manhiça, uno de los mejores centros de enfermedades infecciosas del mundo. Nos ha explicado cómo funciona el centro, en qué consiste la malaria, como se transmite, etc. Hablar de Mozambique es hablar de música y en la Asociación de Músicos Mozambicanos se pueden escuchar música a diario y casi a cualquier hora del día.

Nuestra última madrileña, Alejandra, se enamoró de Mozambique hace nueve años durante un viaje de voluntariado y decidió regresar. Ahora, representa y coordina los proyectos que la ONG Madre Coraje tiene en la zona. Nos hemos ido hasta Xai-Xai, al norte de la capital, una ciudad que quedó sepultada por el agua debido a una de las muchas catástrofes naturales que han sacudido al país. La playa de Xai Xai está considerada una de las más bonitas de Mozambique y es uno de los lugares preferidos de los sudafrianos para hacer turismo. Los safaris marinos son uno de los principales reclamos turísticos, ya que se pueden ver ballenas, delfines, tortugas...y el precio ronda los 40 euros por persona.

Tras ver todo tipo de ballenas, hemos puesto rumbo a una típica aldea mozambiqueña dónde hemos conocido como trabajan el maiz, una cocina tradicional...Alejandra nos ha contado que el poder adquisitivo de una familia no va en función del dinero que tiene, si no de las cabezas de ganado. La población en estas aldeas se desplaza siempre andando, por lo que cada día deben hacer entre 15 y 20 kilómetros. El agua es, tal vez, el bien más preciado de África. Por eso, una de las actividades principales de las mujeres en Mozambique es levantarse a las tres de la madrugrada para ir a buscarla. Y sea cual sea la actividad que realizan, siempre lo hacen cantando y bailando. Sonia y Alejandra han descubierto que el conseguir sacar agua de los pozos es mucho más duro de lo que podían imaginarse.

RECOMENDACIONES DE VIAJE

Documentación: Para entrar en Mozambique es necesario tener un pasaporte en vigor con validez mínima de 6 meses. Además, si se quiere viajar desde Mozambique a Sudáfrica el pasaporte tendrá que contar con un mínimo de 3 páginas en blanco. Desde el 1 de junio de 2015 entrará en vigor una nueva legislación migratoria en Sudáfrica. En virtud de esta nueva regulación, todos los menores que viajen a/o desde Sudáfrica deberán estar siempre provistos de su certificado literal de nacimiento y de su correspondiente traducción al inglés compulsada por la Embajada. Además, si los menores viajan acompañados por un solo progenitor, deberán estar provistos de una autorización de viaje válida que debe renovarse cada 3 meses y que debe ir compulsada por el Consulado (declaración jurada en inglés según modelo que se adjunta) y copia compulsada del pasaporte del progenitor que no viaje con el menor.

Visado: Es necesario para ingresar en Mozambique. Se obtiene en la Embajada de Mozambique en Madrid. También es importante informarse en esa Embajada sobre las normas de entrada y permanencia en Mozambique para los extranjeros. Las autoridades mozambiqueñas ya no emiten visado en frontera para aquellos extranjeros provenientes de países en los que existe representación diplomática u oficina consular de Mozambique, como es el caso de España.

Seguridad: SE RECOMIENDA VIAJAR CON EXTREMA PRECAUCIÓN Y ABSTENERSE DE HACERLO POR DETERMINADAS ZONAS. Zonas de riesgo (deben ser evitadas): En Maputo, se desaconseja visitar los barrios periféricos. Si pese a ello se decide ir allí, es preferible ir acompañado por algún local y conviene salir antes de la caída de la noche. Se producen numerosos asaltos a vehículos en el cruce entre la avenida Joaquín Chissano y la avenida de Angola. Asimismo, conviene estar alerta, incluso de día, en algunas zonas aisladas de la capital donde se sabe que se producen asaltos con frecuencia. Puede destacarse la avenida Marginal, la zona de la Baixa, la calle Fréderic Engels, el Jardim dos Namorados, el “caracol”, el puente elevado que baja de la calle Julius Nyerere a la calle 25 de septiembre o los alrededores del hotel Cardoso. En todas estas zonas los asaltos son frecuentes, incluso de día, porque los delincuentes aprovechan la existencia de matorrales para ocultarse rápidamente. Por otro lado, a consecuencia de la guerra civil, existen aún numerosas minas diseminadas por todo el país. Por ello conviene evitar salir de las carreteras principales y no adentrarse por pistas de arena ni por carreteras secundarias cuando no ofrezcan garantías suficientes. Zonas de riesgo medio: Hay que tener presente que suele haber asaltos en las carreteras de Mozambique cercanas a la frontera de este país con Sudáfrica (la frontera de Ressano García-Lebombo). Los delincuentes aprovechan la poca presencia policial y la afluencia de viajeros, ya que esta frontera es un paso clave, sobre todo en Navidad, Semana Santa y los meses de verano austral. Es frecuente que los ladrones identifiquen previamente a sus víctimas en lugares turísticos de Sudáfrica como el parque Kruger o Nelspruit. Asimismo, se informa de que las rutas principales pueden ser peligrosas, principalmente por el mal estado de las carreteras y la forma de conducción local, así como por la presencia de animales (vacas). Por todo ello, se aconseja extremar la precaución y se desaconseja vivamente viajar de noche. Zonas sin problemas: Los complejos hoteleros de Bazaruto, Quirimbas y otros lugares turísticos del país no presentan riesgo alguno de seguridad.

Moneda: La moneda local es el metical. En Mozambique no está permitido introducir ni sacar moneda local del país en una cantidad superior a 10.000 meticales. Para comprobar que la legislación se cumple, puede haber controles rigurosos en el aeropuerto internacional de Maputo. Asimismo, es obligatorio declarar la entrada en territorio mozambiqueño de moneda extranjera cuyo valor sea igual o superior a 5.000 dólares estadounidenses. Por otra parte, no existen dificultades para cambiar euros o dólares por meticales en cualquier banco u oficina de cambio del país..

Sanidad: La asistencia sanitaria en Mozambique es muy deficiente. El número de médicos por habitante es bajo y la cantidad de hospitales, muy reducida, especialmente en las zonas rurales. Existen algunas clínicas y hospitales privados, fundamentalmente en Maputo, que ofrecen un mejor servicio. Pero sus precios son muy elevados. Dados los medios limitados del país, llegado el caso, incluso puede llegar a ser aconsejable que el viajero afectado por un problema de salud sea trasladado a la vecina Sudáfrica, ya sea en avión o en ambulancia. Si se necesitara llegar a ese extremo, existen varias empresas que realizan el servicio y que se pueden encontrar tanto en Maputo como en las principales zonas turísticas. No obstante, se advierte que sus tarifas son altas. Además, las condiciones sanitarias en el país son deficientes y generalmente malas en las zonas rurales. Hay brotes esporádicos de cólera y meningitis. La malaria es endémica en todo el país. En concreto, la malaria cerebral está muy presente en las zonas rurales, donde es una de las principales causas de muerte, si bien en Maputo el riesgo de contraer esta enfermedad es menor. También hay incidencia de enfermedades respiratorias como la tuberculosis y el SIDA afecta a un 15% de la población. Asimismo, en relación con los recientes inundaciones hay algunos episodios de cólera. Por todo ello, se recomienda encarecidamente viajar con un seguro amplio que cubra toda la asistencia médica que se pueda necesitar en Mozambique, incluida una posible evacuación a Sudáfrica..

A tener en cuenta: Temporada de lluvias: Durante la temporada de lluvias (de noviembre a febrero), pueden producirse inundaciones en las diferentes cuencas fluviales de Mozambique. Conducción: La legislación mozambiqueña permite conducir con el permiso español durante tres meses. Si se va a permanecer en el país por un período superior, será necesario canjear el permiso español por uno mozambiqueño o estar provisto del correspondiente permiso de conducir internacional. Drogas: La legislación mozambiqueña prohíbe la producción, el tráfico y la venta de drogas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. Estas actividades son castigadas con penas de prisión de 12 a 16 años o de 16 a 20 años, dependiendo del tipo de sustancias, además de con elevadas multas. La ley mozambiqueña prohíbe asimismo el consumo de drogas, que es castigado con cárcel de hasta un máximo de dos años. En el caso de ciudadanos extranjeros, podrá ser ordenada la expulsión definitiva del país después del cumplimiento de la pena.

Dónde: Mozambique

Javascript is required to view this map.