Enero: La historia del pequeño Julen que paralizó al país

Enero: La historia del pequeño Julen que paralizó al país
Enero: La historia del pequeño Julen que paralizó al país

La historia de Julen, el pequeño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga) el 13 de enero, conmocionó al país entero. Trece días de intensas búsquedas a contrarreloj en los que 300 miembros del operativo de Totalán dieron lo mejor de sí con la esperanza de recuperar al niño en una montaña que ofreció todas las dificultades imaginables.

Una búsqueda que culminó con el peor de los finales la madrugada del 26 de enero, cuando la Brigada de Salvamento Minero encontró el cuerpo sin vida.

La intensa búsqueda

El domingo 13 de enero, Julen, cayó a un pozo situado en una finca privada de la mencionada localidad malagueña de Totalán. El orificio, de apenas 25 centímetros de diámetro, dificultó desde el primer momento las labores de rescate. El martes siguiente los efectivos localizan una bolsa de chuches y un vaso de plástico en el interior del pozo.

Los mineros inician sus trabajos para rescatar a Julen en Totalán

El 14 de enero se comienza a aspirar tierra del interior del pozo, mientras se barajaban varias posibilidades: crear un túnel paralelo y otro horizontal de entre 50 y 80 metros para llegar a Julen.

Ese día un grupo de mineros asturianos llega a Totalán para ayudar en la parte final del rescate. También, una empresa sueca que localiza en Chile a 33 mineros. Su aportación un georradar para localizar el punto exacto donde podría estar el niño. El padre de Julen habla por primera vez pidiendo que los trabajos no decaigan.

Los mineros asturianos ya buscan a Julen

El 16 de enero hallan un pelo de Julen entre el material sólido que extraen del pozo. Al tiempo, trasciende que las obras del pozo no tenían permiso de la Junta de Andalucía. El pozo en el que estaba atrapado el menor tenía unos 110 metros de profundidad y cerca de 25 centímetros de ancho.

El padre de Julen asegura: "Estamos rotos". Comienzan los trabajos de excavación. Se entuba el pozo. Se estima que Julen está a 80 metros.

Los mineros y la gran dureza del terreno

Los desprendimientos y la dureza del terreno obligan a cambiar de planes. Se opta por dos túneles verticales. Un macizo rocoso de 18 metros complica los trabajos y se decide que los mineros hagan a mano una galería horizontal que conecte el túnel con el pozo.

El 21 de enero culminan los trabajos del túnel vertical paralelo de 60 metros. Es la hora de los mineros, que descienden en una cápsula a un subsuelo que se resiste a dar su brazo a torcer.

Los vecinos, en vigilia, esperan. Los días pasan inexorablemente y cerca de 300 personas no consiguen aún arrancar de las entrañas del Cerro de la Corona a Julen.

El descenso de la cámara en el interior del pozo donde cayó Julen

El triste desenlace

La madruga del 26 de enero a la 1.25, los equipos de rescate localizan el cuerpo sin vida del pequeño Julen tras 13 días de búsqueda. El cuerpo de Julen fue encontrado a 71 metros de profundidad cubierto de tierra, tras una "caída libre y rápida".

La desolación cundió entre los mineros, los bomberos y los guardias civiles que se fundieron en abrazos tras participar en el rescate.

El furgón funerario que trasladó los restos mortales de Julen abandonó el municipio pasadas las 04.00 de esta madrugada, casi simultáneamente al momento en que los equipos que participaron en el rescate dejaron por su parte la zona de los trabajos.

También de madrugada, José Roselló y Victoria García, padres de Julen, acudieron al tanatorio de la barriada malagueña de El Palo, donde estuvieron arropados por los vecinos.

Último adiós a Julen en un entierro multitudinario

Familiares, amigos y vecinos dieron el domingo 27 el último adiós a Julen con un acto religioso pasadas las 12.30 horas y, posteriormente, la inhumación en el cementerio de la barriada malagueña de El Palo, para el que la familia pidió respeto e intimidad.

En la actualidad, la abogada de la familia ha solicitado tres años y medio de prisión para el dueño de la finca. Insta a que se imponga una pena mayor de la pedida por el fiscal y considera en su escrito que hay una "negligencia" en el dueño de la finca que es "extremadamente grave", debiendo tenerse en cuenta tanto "la gravedad de la acción del acusado" como el resultado; así como su conducta, en la que entiende que existen "multitud de infracciones normativas".

Como consecuencia de este caso, se ha puesto al descubierto el peligro que suponen los pozos en España. Por eso, los agentes forestales de la Comunidad de Madrid han comenzado una campaña para localizarlos en la región y se revisarán un centenar de pozos.

La inmensa cobertura mediática

La noticia dio la vuelta al mundo. Muchos especialistas apunta a que ningún otro suceso en los últimos años en España había tenido tanta cobertura diaria mediática fuera de nuestras fronteras. Mientras a nivel nacional, los medios de comunicación transmitieron minuto a minuto lo que ocurría en la búsqueda. Prensa, radio, televisión, medios digitales y redes sociales le dieron máxima cobertura.

Periodistas rodean al representante del Colegio de Ingenieros y Caminos de Málaga, Ángel García. |EFE

Esta situación desencadenó un debate entre los especialistas de los medios de comunicación: Qué límites existen como periodistas o como medio de comunicación a la hora de informar a la ciudadanía de un hecho semejante.