El PSOE tiñe de rojo España, pero con los fiascos de Madrid y Aragón

Urnas electorales
Urnas electorales

El PSOE ha logrado ser el partido más votado en todas las autonomías que han celebrado elecciones este domingo salvo en Navarra y en Cantabria, pero no logrará sumar con la izquierda para hacerse con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, siendo su gran fiasco en este 26-M.

Los socialistas mantienen y con mayoría absoluta Extremadura y Castilla-La Mancha, así como Islas Baleares y Asturias mediante pactos de izquierda, pero pueden perder Aragón si el PP encabeza un acuerdo de la derecha. La única opción sería un pacto PSOE-Ciudadanos, que será aquí clave para mantener el gobierno en manos socialistas o dárselo al PP.

Los 'populares', por su parte mantienen la Comunidad de Madrid, donde este domingo se libraba la gran batalla entre izquierda y derecha, así como el Gobierno de Castilla y León y el de Murcia, apoyándose en Ciudadanos y, en el segundo caso, también en Vox. Sólo pierden La Rioja, que pasa a manos del PSOE, y pueden volver a gobernar en Aragón, por lo que la formación de Pablo Casado pierde en todas las autonomías pero salva el poder autonómico tras del batacazo de las elecciones generales.

En Navarra, ha ganado Navarra Suma pero la llave del Ejecutivo está en el PSN, que podría intentar un gobierno apoyándose en Geroa Bai, Podemos e IU. En Cantabria seguirá gobernando el PRC con el PSOE y en Canarias puede formarse un Ejecutivo encabezado por Coalición Canaria con el PP, dejando fuera al PSOE.

CASTILLA Y LEÓN

El PSOE ha ganado las elecciones autonómicas en Castilla y León al lograr 34 parlamentarios, por lo que dependerá de Ciudadanos para poder gobernar. Los socialistas obtienen el 34,79% de los votos y 34 diputados, a siete de la mayoría absoluta situada en 41 asientos, seguido del PP que se hace con 31 parlamentarios. De este modo, Cs se erige en el partido clave, ya que, con su 12 parlamentarios, decidirá quién será el próximo presidente de Castilla y León. Por su parte, Vox consigue el 5,55% de los votos y un asiento, al igual que Podemos, que obtiene 4,96% de los sufragios.

CASTILLA-LA MANCHA

El PSOE de Castilla-La Mancha es el partido más votado en las elecciones autonómicas y supera la mayoría absoluta, al lograr 19 escaños, mientras que el PP se queda con diez de los 33 escaños. Ciudadanos irrumpe en las Cortes regionales con cuatro escaños.

ARAGÓN

El PSOE ha ganado en Aragón obteniendo 24 escaños, por los 16 del PP y los 12 de Ciudadanos. Unidas Podemos se queda con 5 y Vox, con 3, igual que Chunta Aragonesista.

LA RIOJA

El PSOE, con 15 escaños, dos menos de los necesarios para la mayoría absoluta, ha ganado las elecciones autonómicas en La Rioja y podrá acceder, con pactos, al Gobierno regional tras 24 años de mayoría del PP, que ha logrado doce escaños, tres menos que los que tenía hasta ahora. Ciudadanos, que ha mantenido sus cuatro escaños, se ha convertido en la tercera fuerza política; mientras que Unidas Podemos (Podemos-IU-Equo) ha obtenido dos escaños, la mitad de los que ha tenido en la legislatura que termina. Estos resultados confirman el vuelco electoral que registró La Rioja en las elecciones generales del 28 de abril, que ganó el PSOE después de 33 años.

EXTREMADURA

El PSOE ha ganado las elecciones autonómicas en Extremadura al lograr 34 parlamentarios. Los socialistas obtienen el 46,69% de los votos y 34 escaños, uno por encima de la mayoría absoluta, seguido del PP con el 27,10% de las papeletas y 20 asientos. Cs se hace con el 11,44% de los apoyos y siete diputados, mientras que Podemos logra el 7,10% de las papeletas y cuatro asientos.

MURCIA

El Partido Socialista y el Partido Popular han empatado a 16 escaños en las elecciones a la Asamblea Regional de Murcia y sólo les separan unas décimas, que se traducen en 1.410 votos, con el 90,16% de los votos escrutados. Con este resultado, los seis diputados electos de Ciudadanos se convierten en la llave para la gobernabilidad de una región con victorias consecutivas del PP desde 1995. Vox entra en la Cámara autonómica con cinco escaños y Podemos pierde cuatro de los seis que tenía en la pasada legislatura.

NAVARRA

El PSOE podrá gobernar en la comunidad foral de Navarra si suma el apoyo de los partidos nacionalistas, ya que la coalición de centro derecha Navarra Suma ha ganado los comicios con el 36,39% y 19 escaños, pero carece de posibles alianzas. Navarra Suma, la coalición conformada por UPN, PP y Ciudadanos, logra el 36,47% de los votos y 20 escaños. El PSOE es la segunda fuerza con el 20,74% de los votos y 11 representantes. Geroa Bai, que ahora preside la comunidad foral, queda en tercer lugar y logra el 17,32% de los votos con 9 escaños. Después, EH Bildu se queda en el 14,55% y 7 escaños. Podemos apenas llega al 4,75% y 2 diputados.

CANTABRIA

El PRC se convierte por primera vez en la primera fuerza política de Cantabria, mientras que el PP pasa a ser el segundo partido de la región, y Vox se estrenaría en el Parlamento cántabro con dos diputados. Los regionalistas logran 14 de los 35 diputados cántabros, mientras que el PP baja de los 13 que tenía en 2015 a los 9 que conseguiría en estas elecciones de 2019. El PSOE sube de cinco a siete diputados, mientras que Ciudadanos también aumenta un diputado, de dos a tres, y Vox entra como quinta y última fuerza política en el Parlamento cántabro con dos diputados. No contaría con representación en la Cámara cántabra Podemos, que hace cuatro años obtuvo tres diputados.

ASTURIAS

El PSOE gana en Asturias y la suma de la izquierda le permitiría seguir gobernando. Los socialistas amplían su representación en el Parlamento regional y pasan de tener 14 diputados a 20, mientras que Podemos pierde cinco escaños y se quedaría en cuatro. Estas dos formaciones e IU sumarían 26 diputados, tres más de los necesarios para alcanzar la mayoría, que se sitúa en 23, aunque dos menos de los que sumaban en 2015. En la derecha, el PP pierde un escaño y se quedaría en 10, mientras que Ciudadanos pasa de tres a cinco diputados. Foro Asturias obtendría dos escaños, mientras que Vox se estrena con otros dos. La suma de la derecha sale a 19, seis por debajo de los necesarios para formar gobierno.