Los sub-19 llegan a Madrid como campeones de Europa

La selección española de fútbol sub-19, campeona de Europa en Rumanía después de ganar a la República Checa, ha llegado al aeropuerto de Barajas y ha sido recibida por cerca de dos centenares de aficionados, familiares y amigos, que no han querido perder la oportunidad de compartir el triunfo con los jugadores. El capitán Pablo Sarabia, que portaba la copa, y el delantero Álvaro Morata, máximo goleador del campeonato, han sido los jugadores más perseguidos por la prensa, que ha acudido también de forma mayoritaria a recibir a los campeonísimos.

Hace poco más de un mes, los sub-21 se proclamaron también campeones de Europa en Dinamarca tras derrotar a Suiza por dos goles a cero. Es la primera vez que un mismo país gana ambos campeonatos el mismo año, y eso ocurre precisamente con la selección que es actualmente campeona de Europa y del mundo a nivel absoluto.

Los jugadores han destacado a Ginés Meléndez, el entrenador, que ha sabido convertir un equipo de fútbol en un grupo de amigos, gracias a técnicas como el karaoke y la risoterapia, combinadas ambas con las dosis apropiadas y necesarias de estrategia futbolística. El entrenador elige a los jugadores por su calidad y por su carácter, eliminando a los problemáticos y difíciles para hacer grupo y estar unidos en los buenos y también en los malos momentos.

Entre los jugadores, 4 madridistas y uno rojiblanco, aunque el capitán Pablo Sarabia, formado en la cantera blanca, ha fichado por el Getafe y se incorpora mañana miércoles a la disciplina del conjunto que entrena Luis García.