La plantilla madridista, sin Benítez, se conjura en una cena navideña

La plantilla del Real Madrid se reunió sin la presencia del cuerpo técnico, aprovechando que no tenía partido de la Copa del Rey por estar eliminado, para tratar de mejorar la actual situación deportiva.

A la espera de la decisión final del Tribunal Administrativo del Deporte sobre el recurso por la alineación indebida del ruso Denis Cheryshev en el partido de ida, los jugadores del Real Madrid se reunieron en un restaurante para estrechar lazos y tratar de revertir la situación.

REVERTIR LA SITUACIÓN

El equipo está eliminado de momento de la competición copera tras la decisión del TAD de no conceder la suspensión cautelar.

En la liga BBVA, el equipo de Rafa Benítez es tercero a cinco puntos del Barcelona y el Atlético de Madrid. El domingo pasado el equipo cayó 1-0 en Villarreal y perdió la oportunidad de situarse a dos puntos de aquellos.

KROOS, CON GRIPE

La ausencia del centrocampista alemán Toni Kroos por una gripe ha sido la novedad más significativa en el entrenamiento del Real Madrid, que continuó preparando este jueves la visita del domingo del Rayo Vallecano (16.00).

Según informa el club, el medio germano no trabajó a las órdenes de Rafa Benítez por un proceso gripal, en tanto que el francés Raphael Varane y Dani Carvajal, ambos lesionados, que el miércoles trabajaron en el césped, lo hicieron en esta oportunidad en el interior de las instalaciones.

El técnico madrileño completó la plantilla con los jugadores del Castilla Borja Mayoral, Carlos Abad, Philipp Lienhart y Marcos Llorente. El balón volvió a ser el protagonista de una sesión preparatoria en la que Benítez puso especial atención a la posesión y la presión antes de que los jugadores disputaran dos partidillos.