Una obra de arte para la historia

La obsesión de Cristiano Ronaldo, marcar un gol dechilena, se cumplió en el mejor escenario posible, en la competición más importante de clubes, la Liga de Campeones, y con un remate impresionante que encumbró un arte que dignificó hace décadas el mexicano Hugo Sánchez.

El delantero portugués tenía entre ceja y ceja marcar un tanto de chilena. A lo largo de su carrera lo había intentado en múltiples ocasiones sin éxito. Muchos de sus detractores, ante sus errores, se frotaban las manos y ensanchaban sus críticas cuando Cristiano fallaba, a veces de forma aparatosa, en sus intentos de emular a Hugo Sánchez.

UNA 'CHILENA' PERFECTA

Pero por fin, ante el Juventus, Cristiano se quitó un peso de encima. Su sonrisa lo decía todo después de marcar el 0-2 en el minuto 64, instante en el que se congeló el tiempo en Turín. Justo en ese momento, Cristiano recogió un centro desde la banda derecha de Dani Carvajal y, tras un salto espectacular, hizo su chilena soñada.

Gianluigi Buffon, que salvo milagro ya no podrá ganar su ansiada Liga de Campeones, hizo la estatua hipnotizado por el remate de Cristiano. Sólo pudo mirar como la pelota entraba por la izquierda de su portería. Y, por dentro, un caballero como Buffon, seguro que aplaudió la acción de su rival, que se paró en el aire para hacer uno de los remates del año.

OVACIONADO POR EL ESTADIO

En la grada, el tiempo también se paralizó. Los aficionados del Real Madrid se volvieron locos, pero los del Juventus, aplaudieron la acción de Cristiano Ronaldo, que agradeció el detalle de la hinchada rival llevándose la mano al pecho y levantando el dedo pulgar.

Tal vez, Cristiano nunca imaginó que iba a celebrar un gol de esa categoría en un escenario semejante y en la mejor competición posible con permiso de un Mundial o una Eurocopa. Y, por eso, puede ser que su chilena sea más valiosa que la que encumbró en ese arte a Hugo Sánchez.